Extreman cuidados para no contagiarse y aseguran que mucha gente no cree en la pandemia. Diversas experiencias de la primera línea que enfrenta al virus, quienes sienten la presión del aumento de contagios en la comuna.

ANGOL.- Al menos 230 funcionarios de la atención primaria de salud (Cesfam, SAR y Sapu) y del hospital de Angol son los que mantienen contacto directo con pacientes Covid en la comuna. Ellos son encargados de detectar los contagios, hacer seguimiento, la trazabilidad de los casos y de los contactos estrechos de estos pacientes, así como también de participar en el tratamiento para que logren superar la enfermedad, por lo que están en permanente alerta para evitar el contagio del virus.

Estos equipos de funcionarios están conformados por médicos, enfermeras (os), Tens y choferes, entre otros, que son los que sufren y sienten la presión permanente que implica el aumento de casos que registra la comuna.

ATENCIÓN PRIMARIA

Según el director de salud Municipalizada, Faustino Parra, en los tres Cesfam de Angol (Huequén, Alemania y Piedra del Águila) hay aproximadamente 36 funcionarios que trabajan directamente en la trazabilidad y control de los contagios, casos activos y contactos estrechos.

A ellos se suman los 35 funcionarios del SAR Alemania y los 15 del Sapu de Huequén, que son los que hacen las atenciones de Urgencia y detectan a los pacientes contagiados (a través de hisopados para el examen de PCR), para luego hacer las derivaciones a los Cesfam para su seguimiento y trazabilidad.

Malleco7 conversó con funcionarios de la salud municipal, quienes contaron cómo enfrentan este proceso; acusan que mucha gente no cree las cifras de la pandemia, ni en su gravedad; también hablaron de la preocupación de contagiarse ellos.

RIESGO

La Tens del Cesfam Piedra del Águila, Javiera Castro, dijo que siempre están corriendo riesgos, “pero intentamos mantenernos bien, utilizando de manera adecuadas nuestros elementos de protección personal, EPP, aunque hay veces que nos encontramos con personas que no entienden nuestra labor; no entienden que a todos los pacientes los tenemos que tratar como casos positivos para  protegernos nosotros, a ellos mismos y sus familias y que no sigan exponiendo a otras personas”.

Indicó que si aumentan los casos tienen que salir a más domicilios para controlarlos y también a sus contactos estrechos. “La gente no nos cree la cifras de contagios y dicen que es una burla para obligarlos a quedarse en casa”, explicó. Agregó que “además, tenemos la preocupación de no contagiarnos, porque hay una familia que nos espera en la casa”, dijo.

PRESION

La enfermera Sandra Gallegos, delegada de Epidemiologia del Cesfam Piedra del Águila, indicó que el equipo de trazabilidad ha tenido un importante trabajo, principalmente en el último tiempo con el aumento de los casos en la comuna, lo cual es una mayor preocupación y dedicación, lo que termina generando cansancio y estrés, pese a que se toman todos resguardos para evitar contagiarse.

Explicó que el aumento de las cifras de contagios “nos ejerce una presión psicológica importante, porque sabemos que nuestro trabajo aumentará y también el riesgo de contagiarnos y también a nuestra familias, a pesar de todas las medidas que podamos tomar para protegernos; además no sabemos cómo reaccionará nuestro organismo con el virus”, sostuvo.

JUNTAS FAMILIARES  

Las funcionarias consultada indicaron que las juntas familiares son las principales causantes de estos brotes y el aumento de casos en la comuna, “porque la gente no entiende y muchos no creen la gravedad del virus”.