Dijo que tratará el tema este lunes en una reunión que tendrá con el nuevo comisario de Angol.

El alcalde Enrique Neira manifestó su preocupación por la situación denunciada en Casas Patronales, indicando que conversó con una persona del lugar, quien le planteó el problema, razón por la cual aprovechará una reunión que sostendrá con Carabineros este lunes para conversar el tema.

Al ser consultado por el muro perimetral, indicó que debe ser evaluado, debido a que ya están próximos a iniciarse los trabajos de la nueva carretera Angol Los Ángeles, razón por la cual todavía no se sabe qué espacios ocupará este proyecto vial en el sector. “Cuando tengamos los antecedentes definiremos la construcción de un muro. La idea es que tenga cierto estándar de seguridad para que cumpla efectivamente el objetivo de evitar el paso de la gente”, explicó el edil.

Neira señaló que la reunión será con el nuevo comisario que asumió la semana pasada, mayor Luis Baeza, y con el saliente, comandante Eduardo Rosales, quien tomó funciones en la Prefectura de Malleco.

TRES DENUNCIAS

La subcomisario de los servicios de la Primera Comisaría de Angol, capitán Marioli Fortunatti, señaló que existen tres denuncias por robos en viviendas en los últimos meses en la Villa Casas Patronales, las cuales se hicieron en febrero, marzo y abril. Indicó que Carabineros realizan rondas por el sector y que se atienden todos los llamados, los cuales no siempre terminan en denuncias formales por parte de los vecinos.

Al ser consultada por la denuncia realizada respecto a un funcionario policial que habría utilizado palabras grosera para obligar a los residentes a ingresar a sus hogares, la oficial indicó que los vecinos deben denunciar presentando alguna prueba que señale que el hecho ocurrió tal como lo indican, porque de lo contario serían las palabras de unos contra otros.