La gente pensó que el paro de los camioneros podría afectar la llegada de combustible a la capital de Malleco.

La mayoría de las bencineras de Angol fueron repletadas de automovilistas la tarde de este domingo, quienes llegaron a cargar combustible preocupados por un eventual desabastecimiento que pudiera producirse producto del paro de camioneros.

Así lo apreció Malleco7 en la distribuidora de Comercial Nazal ubicada en la esquina de Caupolicán con Vergara; y también en la Copec de calle Colipí, donde la fila de automovilistas empezaba en Caupolicán con Sepúlveda, para seguir por Chorrillos hasta llegar a ésta; en tanto en la Copec de la Avenida O’Higgins la fila de vehículos se prolongaba desde Lübeck hasta llegar a la misma, generando una congestión mayor en este sector, donde además parte de la Avenida está cerrada al efectuarse obras en ésta.

Una versión que circuló ayer indicó que la preocupación de la gente se generó porque durante la tarde se acabaron algunos tipos de combustibles en la Petrobras de la Avenida, lo que habría ocurrido porque los conductores que distribuyen a las mismas a nivel nacional estarían solidarizando con el paro de los camioneros y no estarían saliendo a efectuar esta labor.

Durante esta mañana también fue posible ver filas en algunas bencineras de la capital de Malleco, por lo que se requiere que las autoridades de gobierno aclaren si es real o no el riesgo de desabastecimiento de combustible.