Bella campaña “Plantemos solidaridad, nuestro corazón es verde” para ayudar a abuelos del Refugio Emáus

Adultos mayores cuidarán plantas donadas para ponerlas a disposición de la gente y reunir recursos para esta casa de reposo. Iniciativa tiene varios lados positivos. Agudizan creatividad para reunir recursos para el funcionamiento de este hogar.

ANGOL.- Una bella campaña por donde sea mirada es que la emprendió la Casa de Reposo Refugio Emaús, la cual lleva por nombre “Plantemos Solidaridad, nuestro corazón es verde”, iniciativa que busca que los angolinos y angolinas colaboren con plantas a los abuelitos acogidos ahí, quienes trabajarán en su cuidado y luego las pondrán a disposición de la comunidad, en una pérgola construida por la Corporación que sustenta este hogar, recibiendo a cambio recursos económicos e insumos muy necesarios para ellos.

El viernes en esta Casa de Reposo estaba el presidente de la Corporación que la sustenta, Igor Fritz; la administradora de la misma, María Yesenia López; la destacada profesora Nadia Valenzuela y los abuelitos que viven ahí, terminando la pérgola donde estarán las plantas.

ORIGEN DE INICIATIVA

Aquí María Yesenia López señaló que pensando en que los adultos mayores tuvieran una ocupación, fundamentalmente para ejercitar la sicomotricidad fina, efectuaron talleres para el cultivo de plantas, sumándose todos ellos ya que habían tenido experiencia en labores agrícolas.

Esto fue observado por la Corporación que administra el hogar y nació la idea de desarrollar esta campaña, que busca una retroalimentación y cuidar el medioambiente con la comunidad, ya que saben que en Angol hay muchas dueñas de casa y abuelitas que tienen plantas y que no pueden cuidarlas, quienes podrían entregar su cuidado al Refugio Emaús, “para que los adultos mayores estén entretenidos haciendo lo que les gusta y aportando a la comunidad”.

La profesional dijo que Angol fue conocida como la ciudad de los jardines y de las flores, y lo que quieren es que la Casa de Reposo rescate eso y que la gente pueda llevar plantas a su pérgola, y una vez que estén cuidadas y arregladas por los adultos mayores, otras personas puedan llevárselas con un aporte voluntario o efectuando trueque para entregar insumos que ellos necesitan. “Estamos en años difíciles, ha sido complejo el escenario y este año también, entonces buscamos reinventar campañas de ayuda para los adultos mayores y así nació esta iniciativa para mantenerlos involucrados”, dice María Yesenia.

La idea es que los adultos mayores puedan seguir haciendo esta labor todo el año en la sala multiuso que tienen, “cultivando las suculentas, haciendo sus plantitas, regándolas, podándolas; aquí se involucran todos, los que están postrados y los valentes, usted ve el de la silla de rueda como está ahí, fascinado con las plantas”, agregó la profesional.

APOYO DE PROFESORA

Nadia Valenzuela, ganadora del premio a la mejor profesora del país, también está apoyando esta iniciativa; al recordarle que ella presentó una investigación para cultivar semillas en el espacio, sonriendo dijo que en esta pérgola estarán las plantas que despegarán “al espacio de la solidaridad”, mostrándose “feliz de estar apoyando esto, ojalá que mucha gente vengan a donarnos sus plantitas, a cooperar porque es una bonita causa”.

Consultado el doctor Fritz, señaló que sabe que hay personas de la tercera edad que quieren apoyar a esta Casa de Reposo, pero no tienen los recursos económicos, pero sí plantas y las pueden donar con toda la seguridad de que los abuelos de este hogar las seguirán cuidando para que vuelvan a la comunidad y así conseguir recursos; en medio del estallido social –dijo- se ha hecho más difícil conseguir recursos para sustentar este hogar, por lo que han tenido que agudizar el ingenio y crear campañas como ésta.