Se fracturó un tobillo cuando trotaba en sector donde se realizan trabajos en la Avenida O’Higgins, luego un doctor le hizo diagnóstico errado y un mal tratamiento, señaló.

ANGOL.- Más de 6 meses lleva el joven angolino y campeón nacional de Cueca, Patricio Gutiérrez Manríquez, de 28 años, imposibilitado de trabajar, luego de fracturarse un tobillo mientras trotaba por uno de los sectores donde se realizan los trabajos de reposición de la Avenida O’Higgins. A ello se suma un diagnóstico errado y un mal tratamiento médico que le habría hecho un traumatólogo del Hospital de Angol.
El joven, que trabaja en el Cesfam Piedra del Águila, dijo que está evaluando realizar acciones legales, debido a que lo ocurrido lo ha afectado en lo personal, laboral y económico
Señaló que el accidente ocurrió el viernes 23 de octubre, cerca de las 18 horas, cuando trotaba por la Avenida en dirección al poniente. Al llegar a la intersección con calle Baviera, donde trotaba por el paso habilitado para peatones, no se percató que la tierra estaba suelta, por lo se torció el tobillo de su pierna derecha, cayendo al suelo, lo cual terminó provocándole una compleja y dolorosa lesión.

DIAGNOSTICO
Agregó que lo llevaron al SAR Alemania, donde le hicieron una radiografía, que indicaba que tenía una fractura de peroné. Fue derivado a la urgencia del hospital, donde lo atendió un traumatólogo, quien al revisarlo le confirmó el primer diagnóstico. Luego le ordenó usar yeso por 2 meses, “porque me dijo que no necesitaba una cirugía en ese momento”.
Expresó que luego de 2 meses, le sacaron el yeso y comenzó con la rehabilitación de forma particular, porque desde el hospital recién dieron la orden después de dos meses. “En cada sesión yo le mencionaba a los kinesiólogos que me dolía mucho el tobillo en los ejercicios, situación que encontraban rara, por lo que sugirieron, ante mi insistencia, que buscara la opinión de otro especialista”. Incluso, señaló que a veces le dolía sin estar haciendo nada o cuando caminaba por superficies irregulares.

ESPECIALISTA
Así llegó a Los Ángeles, donde fue visto por un traumatólogo especialista, quien ordenó una resonancia magnética, la cual arrojó que tenía una lesión osteocondral en el peroné, “que es una herida que se produjo por la lesión, por lo que se comenzó a formar un hoyo en el hueso”, explicó.
“Me dijo que tenía que operarme lo más pronto posible, porque con todos los meses que habían transcurrido la lesión estaba creciendo y si pasaba de un centímetro de diámetro, me iba a limitar el movimiento en un 70% de la capacidad normal que tenía”, explicó.
Agregó que él no contaba con los recursos para operarse, “pero me los conseguí y me intervinieron el 5 de abril en la Clínica Los Andes de Los Ángeles y el miércoles pasado comencé nuevamente con tratamiento kinesiológico para recuperar la movilidad de mi pie y la fuerza; ya no siento el dolor de antes, solo molestias, debido a que mi masa muscular está aún debilitada”.

Evalúa acciones legales

Patricio Gutiérrez dice estar muy afectado y que está evaluando presentar acciones legales en contra de la empresa a cargo de los trabajos de la Avenida, por no tener bien señalizados los sectores destinados al tránsito de peatones.

La misma acción está pensando en contra del traumatólogo del hospital que lo atendió, porque el diagnóstico poco acucioso y el mal tratamiento derivaron en un agravamiento de su lesión y en un prolongado tiempo de licencia.

A eso se suman los costos económicos que ha tenido que asumir, en traslados, exámenes y en la operación. Su temor es no haber tenido un tratamiento adecuado a tiempo y que esto le impida continuar con su pasión de la cueca.