Imposición y amenazas no servirán en la Convención Constitucional, planteó quien fuera electo por el distrito 22.

La diversa composición con que quedó conformada la Convención Constitucional, con una fuerte presencia de independientes y sin que exista una fuerza política con uno de los tercios, tiene la ventaja de que nadie tendrá poder de veto en ésta, pero también generará una dificultad para organizar la conversación.

Así lo señaló el viernes en Angol el convencional constituyente electo por el Distrito 22, Fuad Chahin Valenzuela, quien dijo que había venido para agradecer el tremendo respaldo que lo llevó a ser la primera mayoría distrital y regional y la cuarta a nivel nacional.

Respecto de la composición de Convención Constitucional, Chahin señaló que lo bueno era que nadie tenía poder de veto sobre nada, pero podría haber dificultad para organizar la conversación, lo que podría ocurrir si los vencedores asumen una actitud de soberbia y otros un atrincheramiento en sus ideas.

Si estas situaciones son superadas, dijo Chahin, “podemos  construir un espacio de diálogo para poder lograr que esta nueva Constitución refleje un cambio profundo en el tipo de sociedad que queremos, donde se vuelva a centrar el Estado y la economía en función del desarrollo integral de la persona, del ser humano y poner al ser humano en el centro, que creo es lo más importante, con su dignidad y con sus derechos, pero que lo hagamos sobre la base de ponernos de acuerdo, de conversar, de persuadir, de argumentar y no de presionar, no de amenazar, no de imponer”.

NO SERÁ FÁCIL

El convencional constituyente agregó que no será un trabajo fácil proponer un texto constitucional que dibuje un nuevo país, más descentralizado, participativo, con una democracia más moderna, con un Estado más eficiente y fuerte, con mejores derechos sociales y mejor garantizados, pero también con un nuevo modelo de desarrollo.

Esto tiene que ser fruto del diálogo y el entendimiento para tratar de construir una visión colectiva desde las diferencias, pero sin imposición e intolerancia, porque la Constitución tiene que reflejar un Chile que cobije a todas las personas, para lo cual está dispuesto a aportar, dijo Chahin, “y para lo mismo hay que tener mucha participación ciudadana, entonces agradecer y reafirmar nuestro compromiso de estar en el territorio, de generar instancias de diálogo y ser un buen portavoz de lo que la ciudadanía de mi provincia y mi región quiere que recoja la nueva Constitución”.