Con graves afecciones está internada en Santiago. Espera por una cirugía, que podría hacerse entre un mes y medio o dos meses más, debido a que hay que prepararla para ello.

ANGOL.- La pequeña Millaray Zambrano Loaiza, de 5 años, sufre una displasia cortical focal y epilepsia refractaria, afecciones a las cuales ha estado dando una dura batalla desde hace más de un año junto a sus padres. Ahora se encuentra internada en el Instituto de Neurocirugía Doctor Alfonso Asenjo, junto al Hospital El Salvador, en la comuna de Providencia, en la Región Metropolitana, lugar en que permanece a la espera de una compleja cirugía.
Según explicó a Malleco7 el padre de la menor, Joaquín Zambrano, Millaray comenzó en marzo de 2019 con cambios en su comportamiento. “Pensábamos que era una especie de tic, porque comenzó a presentar episodios de ausencia y cerraba sus ojitos permanentemente, lo que fue aumentando muy rápido hasta llegar a tener alrededor de 40 convulsiones diarias”.

MANCHA
Agregó que la llevaron al médico en Angol, siendo derivada a Temuco, donde descubrieron, a través de un scanner, “que tenía una mancha en el cerebro”. Desde ese momento, iniciaron una serie de tratamientos, pero ninguno de los medicamentos fue capaz de parar las convulsiones y estabilizar la condición de la pequeña, “lo cual fue en aumento hasta el nivel de que comprometen el organismo en general”.
Señaló que pasaba desde el hospital a otro y luego la enviaban a la casa, pero los problemas seguían y el tiempo continuaba corriendo. El 17 de septiembre dieron de alta a Millaray desde el hospital de Angol y después de las fiestas tenía una hora al médico, donde la volvieron a ver mal, razón por la cual la querían hospitalizar nuevamente.

DECISIÓN
“Yo decidí no dejarla en el hospital y compré dos pasaje y me vine a Santiago el viernes en la mañana. Al llegar en la noche me fui con mi hija a la Urgencia del Hospital de El Salvador, donde los médicos que vieron a Millaray, dijeron que su situación era complicada y la dejaron hospitalizada”, señaló.
Millaray ha tenido que someterse a permanentes exámenes médicos. Hace un tiempo le hicieron, en Santiago, una Resonancia Tres Teslas, en que se usan ondas de radio y un imán potente unido a una computadora para producir imágenes detalladas de las áreas internas del cuerpo y diferenciar entre un tejido normal y el anormal.

PET
Próximamente deben hacerle una Tomografía por Emisión de Positrones (Pet), que es una tecnología sanitaria propia de la medicina nuclear. Es una técnica similar a la Tomografía Computarizada, en la cual el escáner detecta la radiación usando un anillo detector.
Todo esto tiene costos asociados, los cuales los padres de la menor tienen complicaciones para cubrir, debido a que están sin trabajo. Tienen una red de apoyo familiar y han recibido ayuda de la Gobernación y del propio Hospital de Angol, pero no es suficiente.
Ahora esperan para que su hija sea intervenida, lo que recién podría ocurrir en un mes y medio o dos, debido a que hay que prepararla para tan compleja operación.
Quienes quieran ayudar a Millaray pueden hacerlo a la Cuenta RUT del Banco Estado N° 14.360.924-3, a nombre de Evelyn Loaiza Cifuentes, o llamando al teléfono +56998313785.