Compró moto robada y publicación de Facebook lo delató

Agricultor fue detenido luego de mantener por más de un año el móvil, el cual compró a un sujeto de Concepción que nunca le entregó la documentación.

ANGOL.- El agricultor Alejandro Olave, de 38 años, llevaba hasta este lunes una vida tranquila en el campo, específicamente en el sector de Vegas Blancas. Sin embargo, su ingenuidad y el cariño de una familiar sin querer le complicaron la existencia. Es que fue detenido por la policía por tener una motocicleta que había sido robada hacía más de un año en Concepción, lo cual se supo luego que una fotografía suya fuera publicada en una red social por parte de una sobrina.

Por ello fue formalizado este martes por el delito de receptación en el Juzgado de Garantía de Angol, donde el magistrado Mauricio Poblete decretó la medida cautelar de arraigo nacional durante los 2 meses que dura la investigación.

Olave conversó con Malleco7 a la salida de la audiencia. Dijo que estaba tranquilo y que sabía que tenía que asumir la responsabilidad por haber comprado un vehículo robado. “Que le vamos a hacer, creí nomás en la historia y pensé que todo estaba en regla. Lo que siento es que perdí la plata que pagué por ella y el daño que le hice a su dueño con haberla comprado sin haber averiguado primero de dónde venía”, señaló.

Narró que él tenía ganas de comprarse una motocicleta. Un día, a principios de 2018, un mensaje de un amigo le indicaba que había una moto en venta. Se contactó con el vendedor de ésta y llegaron a un acuerdo, quedando el valor $330.000. Incluso, explicó que el individuo de apellido Durán, de quien aseguró tener todos los antecedentes, se la trajo de Concepción. La pagó en 2 cuotas, pero tuvo que hacerle un ajuste de motor, debido a que el vehículo presentó algunas fallas producto del viaje que hizo desde la capital penquista. Por ello tuvo que pagar otros $300 mil.

PAPELES

Sostuvo que cuando le pidió los papeles, el sujeto le dijo que se los enviaría, que se les habían quedado en la casa. Sin embargo, nunca volvió a saber nada más de él. “Era joven y bien agradable, por lo que no me hizo dudar para nada de que andaba en algo malo”, sostuvo.

Asimismo, nunca le sacó permiso de circulación, “porque como la tenía en el campo y no venía al pueblo encontré que no era necesario. Además no me llegaron los papeles, razón por la cual tenía muchas dudas”. Aseguró que la utilizaba para trasladarse de su casa a otra parcela donde trabajaba y que nunca bajaba con ella a Angol.

Al consultarle como supo la policía que él tenía la moto, señaló que una sobrina le hizo una página de Facebook hace una semana y que subió la fotografía donde él estaba con la moto. Explicó que este lunes viajó a Angol en micro y cuando llegó a su casa se encontró que los esperaban funcionarios de la PDI, quienes luego de explicarle la situación, lo detuvieron.

Explicó que le gustaría que se hiciera justicia con el sujeto que se la vendió y que para ello entregó todos los antecedentes que tenía del individuo a la policía, “porque es un gran daño que hacen al aprovecharse de la ignorancia de uno”. La motocicleta fue robada el 21 de diciembre de 2017, en los estacionamientos de la Universidad de Concepción, siendo su propietario Alejandro Lara.