Concejal explica por qué fue único que estuvo por ir al TER

Sergio Paredes explicó que lo correcto habría sido derivar el sumario de la Contraloría al Tribunal Electoral Regional para que éste investigara si había o no alguna responsabilidad del alcalde en el tema del traspaso de dineros a Malleco Unido.

El concejal Sergio Paredes Montoya fue el único de los 6 concejales que estuvo por derivar el sumario administrativo que efectuó la Contraloría en la municipalidad de Angol al Tribunal Electoral Regional, TER, planteamiento que –según dijo- tuvo porque corresponde a su labor fiscalizadora para que este organismo investigara y determinara si correspondía o no una sanción al jefe comunal, agregando que los 5 concejales que no lo hicieron podrían arriesgar una sanción de la Contraloría.

El concejal Paredes fundamenta la posibilidad de que los concejales pudieran ser sancionados en un artículo que llegó el 14 de mayo pasado, con el sumario administrativo que la Contraloría efectuó en la municipalidad por el traspaso de dineros a Malleco Unido, recursos que fueron utilizados por una sociedad anónima que administraba el Club, lo que generó la investigación del órgano contralor.

ARTICULO A CONSIDERAR

Fue aquí cuando el concejal Paredes leyó literalmente el artículo que -según él- podría dar pie a la Contraloría para sancionar a los 5 concejales que no estuvieron por derivar el sumario administrativo al TER.

“La falta de observancia oportuna de estos requerimientos podrá ser sancionada directamente por el contralor general con la medida disciplinaria de multa de hasta 15 días de remuneraciones, sin perjuicio de que si lo estima procedente pueda disponerse la suspensión sin goce de remuneraciones del funcionario responsable de tal omisión hasta que se le remitan los antecedentes o informes requeridos”, leyó el concejal.

Aunque oficialmente la Contraloría no ha revelado quién efectuó la denuncia original, porque tuvo carácter de anónima, el concejal Paredes asegura que la efectuó el concejal Américo Lantaño, producto de lo cual este organismo realizó un sumario administrativo que terminó con dos funcionarios sancionados y que atribuyó responsabilidad administrativa al alcalde Enrique Neira.

LABOR FISCALIZADORA

Por último, el concejal Paredes recalcó que en su postura no hubo mala intención, tampoco una mirada política, sino fundamentalmente ejerció su labor fiscalizadora para que el TER determinara. “Aquí hay una confusión en el pensar, porque los concejales no destituyen a nadie, lo que dice la Contraloría es que la labor fiscalizadora del concejal es poner los antecedentes en el TER, que es el Tribunal Electoral Regional, y es el Tribunal quien decide, entonces que es lo que hago yo, hago mi labor de fiscalización porque yo leo y leí todos los antecedentes, leí también lo que informó la Contraloría y esto no es un asunto político, es un asunto netamente administrativo”.