Rosanna Rathgeb se refirió a declaración pública en que directivos plantearon que no fueron consideradas sus observaciones para proyecto de mejoramiento de la principal arteria de Angol.  

Consultada la delegada provincial del Serviu por la declaración de la Agrupación de Vecinos, dijo que discrepaba porque esta organización sí fue considerada, trabajando con sus dirigentes casi todo el verano con varias reuniones con el equipo técnico del Serviu, que evaluó sus observaciones y con una reunión que sostuvieron con el ministro de Vivienda.

Rathgeb agregó que cuando se concretó esta reunión en Santiago, el Serviu ya había resuelto algunas de las indicaciones efectuadas por los dirigentes y el ministro dio un plazo de dos semanas para que se socializara con los dirigentes los cambios que se hacían al proyecto, antes de adjudicar a la empresa que construirá la obra.

SE PROGRAMARON REUNIONES

Fue en este encuentro –agregó- donde se acordó efectuar el 16 de marzo la reunión del equipo del Serviu con el municipal, y el 18 con la directiva de la Agrupación, pero nadie sabía que se estaría en la fase 4 de la pandemia. Dijo que el primer cónclave sí ocurrió y los profesionales del municipio estuvieron de acuerdo con los cambios a la iniciativa hechos a partir de sus observaciones y de las planteadas por los dirigentes de la Agrupación, pero la reunión con estos no se pudo efectuar.

“Hicimos bastante empeño para que se hiciera a pesar de todas las medidas sanitarias, propusimos un reunión aquí en la Delegación, en la sala de reuniones, con 3, 4 personas mínimo de parte de ellos y por parte nuestra dos, éramos menos de 10, con distanciamientos y todas las medidas de precaución, mascarillas; es más se iba a hacer una video conferencia con el equipo de Temuco, o sea, iban a haber dos de Angol y el resto de Temuco, y la Agrupación en ese minuto, su secretaria estaba muy enferma con un cuadro gripal, ella solicitó que eso no se hiciera y se postergara y ya postergarse no se podía”, dijo Rathgeb.

“PUNTO POR PUNTO”

Por esto, dijo que se efectuó un resumen y “punto por punto” se respondió a las 19 observaciones de los dirigentes, informando también los cambios hechos por el Serviu al proyecto, y esperaron respuesta hasta el 25 de marzo, y como no llegó, enviaron a los dirigentes otro mail indicando que consideraban aceptada la primera comunicación. “Se agotaron todos los esfuerzo y las instancias y al no tener respuesta transcurrido ya un plazo prudente, nuestra respuesta se entiende por aceptada por parte de ellos”.

Rosanna Rathgeb señaló que en el Serviu nunca se entendió que la respuesta entregada por este Servicio tenía que ser socializada con la asamblea de la Agrupación de Vecinos.