En el procedimiento efectuado por Carabineros de la Primera Comisaría fueron apresadas más de 20 personas la noche de este lunes.

Catorce militares fueron detenidos por carabineros la noche de este lunes en una fiesta clandestina en la ciudad de Angol, donde también fueron apresados varios otros civiles que participaban en la misma.

Según la información preliminar, hubo más de 20 apresados en la actividad festiva ilegal que se habría efectuado en horario de toque de queda, la cual fue fiscalizada por carabineros luego que vecinos denunciaran la existencia de ruidos molestos.




Esta actividad se estaba efectuando en un sitio eriazo ubicado al final de la calle Israel Roa, donde carabineros incautó también botellas licor y un vehículo.

Según conoció Malleco7, la gran mayoría de los detenidos quedaron en libertad, con la excepción de dos uniformados que habrían sido reincidentes en este tipo de hechos, quienes esta mañana seguían en la Primera Comisaría, probablemente para su formalización de cargos.

Si bien no se ha confirmado oficialmente, los militares detenidos pertenecerían al Regimiento Húsares de esta ciudad.