Dirigenta local y regional cuestionó irrisorio per cápita para salud primaria

$ 6.400 por persona “no alcanza para nada”, dijo Marcela Sepúlveda Bello, quien también planteó que la reforma del gobierno a la salud estaría orientada a privatizar la misma.

Marcela Sepúlveda Bello, dirigenta de la atención primaria en Angol y a nivel regional de la Federación de Trabajadores de la Salud Municipal, fue parte de los dirigentes que el viernes se reunieron con el gobernador de Malleco, Víctor Manoli, para expresarle diversas preocupaciones que tienen en el área de la salud, como la permanente reducción de los recursos que recibe la atención primaria y que la reforma planteada por el gobierno estaría orientada a la privatización.

“La reducción del presupuesto a nivel país en forma prolongada a través de los años; por otra parte estamos muy preocupados por el planteamiento de una reforma de salud que viene a externalizar los servicios, a privatizar la salud, y por otra, también se están estableciendo ciertas estrategias que no ha medido sus consecuencias, que a la larga se va a traducir en una no resolución de los problemas de salud de nuestros usuarios”, puntualizó.

También detalló cómo el aporte per cápita es absolutamente insuficiente, considerando las atenciones que reciben los usuarios.

“El año 2015 se señaló que el ingreso per cápita que debería tener la atención primaria por persona inscrita era de alrededor de 7 mil pesos, hoy el valor per cápita que recibe atención primaria para atender a un paciente inscrito, que tu le das la atención, por ejemplo, un paciente diabético e hipertenso, que cuente con la atención de médico, con el control de enfermera, que se le entreguen los medicamentos, que se les realicen toma de exámenes, etcétera, atención primaria recibe por ese usuario $ 6.400, que no alcanza a ser absolutamente nada”, dijo Marcela Sepúlveda.