Estuvieron hospitalizadas graves y ahora con su mejoría han traído una luz de esperanza en la terrible pandemia.

ANGOL.- Una importante mejora han tenido dos mujeres angolinas que estuvieron graves al contagiarse por Covid-19, situación que les provocó serios problemas respiratorios, lo que obligó a los equipos médicos de los hospitales donde fueron internadas a conectarlas a un ventilador mecánico.

Se trata de Perla Lagos y de Fresia Burgos, quienes debieron dar una dura batalla para vencer esta compleja enfermedad, transformándose así en símbolos de esperanza para mucha gente en el sentido de que el virus se puede superar, pero teniendo en cuenta que lo mejor es evitar ser contagiado por él, tomando los resguardos preventivos necesarios.

La situación de estas mujeres generó una enorme complicación para sus respectivas familias. Perla Lagos, fue hospitalizada días después que su esposo Roberto Solar, quien finalmente falleció. La situación de Fresia Burgos fue igual de compleja, puesto que junto a ella se contagió su hija de 56 años y ambas debieron ser internadas.

25 DÍAS

Perla lagos, de 69 años, esposa del primer angolino fallecido por Covid-19, quien era locatario de la Feria Araucanía, Roberto Solar, actualmente permanece internada en el Sanatorio Alemán de Concepción, lugar al que fue derivada desde Hospital Regional de Temuco hasta la capital penquista, según explicó su hijo, Roberto Solar, a Malleco7.

Señaló que su progenitora estuvo 25 días conectada a un ventilador mecánico en una condición grave de salud, pero finalmente comenzó a mostrar mejorías importantes, por lo que los médicos determinaron desconectarla. Roberto señaló que ahora su familia está tranquila, agradeciendo las numerosas muestras de cariño que ha recibido en este tiempo.

Asimismo, señaló que espera que su madre esté lo más pronto posible de regreso en su casa, situación que podría ocurrir en los próximos días si así lo determinan los médicos. Por ahora solo se conforman con mantener contacto con ella a través de video llamadas, las cuales son a diario, explicó.

Roberto Solar hijo, sostuvo, además, que la familia ya también cumplió su cuarentena y que gracias a Dios no hubo integrantes que se vieran afectados de gravedad por el virus, indicando que ya volvieron a abrir su local en el recinto ferial.

ENTEREZA

Otra mujer que mostró toda su valía y entereza para enfrentar la enfermedad fue Fresia Burgos, de 78 años, suegra del ex jugador de Malleco Unido, Edgardo “Nene” Garcés, quien estuvo conectada a un ventilador mecánico por más de 2 semanas y en condición crítica.

Según explicó su yerno, la señora Fresia fue desconectada hace unos días del ventilador mecánico, luego de mostrar una importante evolución médica, tras estar en una situación crítica de insuficiencia respiratoria provocada por el virus. “la verdad es que estamos muy contentos como familia, porque recuperamos tanto a mi esposa como a mi suegra, a la cual esperamos que esté lo más pronto de regreso”, manifestó el jugador mallequino.

DERIVADA

Recordar que Fresia Burgos estuvo internada en Angol, para luego ser derivada al Hospital de Victoria, lugar del cual fue trasladada cuando se presentó un brote de contagios en funcionarios de dicho centro asistencial. Fue llevada hasta el Hospital Las Higueras, de Talcahuano, donde ahora está en proceso de recuperación, según explicó Edgardo Garcés.

El deportista reiteró sus agradecimientos por las muestras de apoyo recibidas en estos días, recordando que su esposa también se contagió y que estuvo internada en el nuevo Hospital de Angol, pero sin ser conectada a un ventilador mecánico.