Dos bandas prestamistas ilegales operarían en Angol

Una es de esta ciudad y la otra de Los Ángeles, las cuales actúan también en otras comunas. Llaman a denunciar casos donde los excesivos intereses perjudican a quienes solicitan estos “créditos”, principalmente comerciantes. Sus integrantes serían personas extranjeras.

ANGOL.- Al menos serían dos bandas dedicadas a los préstamos ilegales y la usura, las que operan en Angol, las cuales actúan amparadas en el temor que generan entre sus clientes a quienes ofrecen dinero fácil, pero con intereses que pueden llegar a triplicarse o cuadruplicarse si se atrasan en los pagos, los cuales son diarios y donde no hay espacio para excusas. Están conformada por personas extranjeras y serían parte de agrupaciones delictuales que operan a nivel nacional.

Malleco7 conoció la historia de “Pepe”, un pequeño comerciante angolino que solicitó un préstamo a mediados de 2017. A su local llegaron dos sujetos muy amables a comprar y al pagar incluyeron una tarjeta donde estaba impresa la frase, “Préstamo fácil y sin intereses”, mientras que más abajo aparecía un nombre y un número de celular. El único comentario que le hicieron fue “por si alguna vez lo necesita”, para luego irse.

“Pepe” necesitaba el dinero para su negocio, el que estaba a mal traer por la enfermedad de su esposa, quien finalmente falleció. El préstamo le fue negado por bancos debido a una deuda que lo tenía en Dicom, razón por la que consultó a amigos y a un hijo, quienes le aconsejaron que no lo hiciera, pero su necesidad era más fuerte y no le permitió visualizar las complicaciones que tendría más adelante, así es que llamó al número de la tarjeta.

PROBLEMAS

Contestó un sujeto con quien se reunió en su local ese mismo día. Debió esperarlo porque venía de Los Ángeles. Le pidió $400 mil, los cuales serían pagaderos dentro del mes en cuotas de $50 mil diarios, aunque no recuerda por cuantos meses. Pagó sin problemas al inicio, pero comenzó tener problemas y por cada retraso ya no tenía que pagar $50 mil, sino que $100 mil hasta que no pudo seguir cancelando. Ingenuamente cerró su negocio para evitar el asedio de los cobradores, quienes encontraron su casa, lugar al que llegaron una mañana muy temprano a golpearlo y a amenazarlo que si no pagaba el millón 200 mil pesos que ya debía le quemarían la vivienda luego de sacarle todo lo que tuviera de valor.

Gracias a un grupo de amigos y familiares reunió el dinero y a los 5 días, un domingo, llegaron 4 sujetos uno de ellos con una polera de la selección de Colombia, en una camioneta roja a retirar el dinero, terminando así una pesadilla que duró tres meses. Calculan que por los $400 mil finalmente terminó pagando 1 millón 600 mil pesos.

BANDAS

En Angol hay varios casos más como el de “Pepe”, pero -según narraron a Malleco7- no denuncian por temor a represalias, porque estas bandas acceden a información del “cliente” como sus familiares y domicilios con las que los extorsionan. Comerciantes, que aseguran conocer casos de colegas en esta situación, dicen que operan 2 bandas en Angol, una de esta ciudad y otra de Los Ángeles, las que recorren también comunas como Collipulli, Renaico, Los Sauces y Purén ofreciendo dinero y cobrando.

Ofrecen préstamos a feriantes, ambulantes y negocios de barrio y que diariamente cobran a sus “clientes”, en un sistema llamado “gota a gota”, donde el interés mínimo es de un 20%, pudiendo éste hasta triplicarse.