Emotivas historias de 2 mujeres de Collipulli trasplantadas de riñón

Ambas están en franca recuperación, luego de un larguísimo proceso. Esperaron por años recibir un nuevo órgano mientras eran sometidas a permanentes sesiones de diálisis, pero finalmente el milagro ocurrió.

COLLIPULLI.- Una historia de lucha constante y sufrimiento han tenido Liliana Herrera (40) y Valeria Valenzuela (53), dos mujeres collipullenses a quienes se les diagnosticó hace muchos años insuficiencia renal, lo cual las obligó a someterse por largo tiempo a los siempre complejos e invasivos tratamientos de diálisis. Pese a ello, buscaron siempre la forma de enfrentar el problema y salir adelante, por lo que luego de una larga espera lograron ser trasplantadas, intervenciones de las cuales se encuentran en franca recuperación.

El milagro ocurrió y ahora miran el futuro con más esperanzas, apoyadas por su núcleo familiar que siempre las instó a salir adelante. Estos exitosos trasplantes son reflejo del trabajo conjunto de los Servicios de Salud Araucanía Norte, de Talcahuano y del Bio Bio, coordinación que permite la atención de usuarios para Peritoneo Diálisis y la realización de trasplantes renales que benefician a los pacientes de las comunas de Malleco.

10 AÑOS

Liliana Herrera Pinilla (40) recibió el órgano el 19 de febrero pasado transformándose en la primera paciente de Malleco en ser trasplantada el 2019. Luego de 10 años de diálisis (los últimos cinco, día por medio) y 2 intentos de trasplante fallidos, fue intervenida en el hospital Las Higueras de Talcahuano, según explicó a Malleco7.

Dijo estar feliz, puesto que fueron años de lucha y de no dejarse vencer por la enfermedad. La insuficiencia renal le fue diagnosticada cuando tenía 30 años y su hija Scarleth tenía 10 (ahora 19). Explicó que fue un proceso duro, el cual ya siente que está llegando a su fin, debido a que ya no se tiene que someter a diálisis; los controles son cada vez más distantes entre sí y porque solo está tomando las dosis mínimas de los medicamentos.

Explicó que junto a su esposo, Eduardo Yáñez, y a su hija miran el futuro de otra forma porque el sufrimiento que tuvo por años quedó atrás. Se terminó la incertidumbre de lo que pasaría con ella finalmente y volvió la alegría, “puesto que ha sido como nacer de nuevo y por ello doy gracias a Dios”.

EVOLUCIONANDO

El trasplante de Valeria Valenzuela Figueroa (53), es el segundo del año en Malleco y su intervención fue más reciente: el 10 de septiembre pasado y también en el hospital Higueras de Talcahuano, poniendo fin así a seis años de diálisis y cinco en lista de espera para trasplante. Aún permanece internada en el centro asistencial y con su nuevo riñón funcionando, por lo que esperan que pronto alcance el 100% de su capacidad de funcionamiento.

Así lo explicó a Malleco7 su esposo Miguel Schulz, quien señaló que Valeria fue fue diagnosticada hace 15 años, luego que naciera su segunda bebé. “Ha sido un proceso complicado el que ha debido enfrentar, por lo que junto a mis hijas, Karina (29) y Jordana (17), hemos tratado de brindarle el apoyo necesario para que siga luchando”. Agregó que ahora ya están más tranquilos y mirando con más esperanzas el futuro, debido a que fueron muchos años de sufrimiento con diálisis tres veces a la semana que se realizaba en Angol.