Ambos fueron formalizados este lunes por tráfico de drogas en pequeñas cantidades; el progenitor, además, fue imputado de tenencia ilegal de municiones.  

ANGOL.- En prisión preventiva y formalizados por tráfico de drogas en pequeñas cantidades quedaron la mañana de este lunes el padre y la abuela de una menor, de 2 años 9 nueve meses, que se intoxicara por ingerir cocaína en un domicilio de la calle Galvarino, en el sector El Cañón, en Angol.

Esta situación se comenzó a conocer a partir del miércoles en la tarde noche, cuando la abuela llevó a la niña a la casa de su madre luego de haber estado en la tarde en la casa donde vive la mujer mayor y el padre de la menor, en calle Galvarino, evidenciando la bebé un grave problema de salud hasta desmayarse, por lo cual su madre la llevó inmediatamente al servicio de urgencia del hospital de Angol.

En este recinto se le efectuaron exámenes toxicológicos a la niña, los que arrojaron que había ingerido sustancias ilícitas, específicamente cocaína y benzodiacepina.

DETENCIONES

Ante esta situación detectives de la Brigada de Investigación Criminal, Bicrim, de la PDI de Angol, efectuaron el jueves una entrada y registro de la casa donde viven la abuela y el padre de la niña, donde incautaron 81.4 gramos de cannabis sativa y 129 gramos de cocaína, además de 10 municiones de proyectil único.

Producto de aquello fueron detenidos la abuela, de iniciales S.G.P., de 47 años, y el padre de la menor, iniciales B.M.G., de 22, quienes el viernes pasaron a control de la detención en el Juzgado de Garantía de Angol, donde su privación de libertad que fue ampliada hasta este lunes.

Así esta mañana ambos fueron formalizados por el delito de tráfico de drogas en pequeñas cantidades, y el sujeto, además, por tenencia ilegal de municiones, quedando ambos en prisión preventiva, como lo señaló el fiscal Luis Espinoza.

“El día de hoy fueron formalizados ante el Juzgado de Garantía de la ciudad de Angol, formalizándose a ambos imputados por el delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y sicotrópicas en pequeñas cantidades, además también al sujeto de sexo masculino se le formalizó por el delito de tenencia ilegal de municiones que fueron encontradas en su domicilio, decretándose por el Juzgado la prisión preventiva de ambos por el plazo de 60 días”, dijo el fiscal.

Por último, el fiscal Luis Espinoza señaló que están esperando una favorable evolución de la niña afectada al tratamiento que se le realiza en el hospital de Angol, para que en las próximas horas pueda ser dada de alta.