Antecedentes se conocieron luego de la intervención quirúrgica que le realizaron en el Hospital Regional de Temuco, donde se descartó que haya sido herida por impacto de perdigón.

La mañana de este lunes, el fiscal Carlos Cornejo confirmó que la menor de 9 años, herida en un ataque incendiario a un camión en la ruta R-182, que une a Angol con Collipulli, ocurrido la noche del viernes, recibió un impacto de bala y que no fue un perdigón como se informó preliminarmente.

La información fue confirmada por el persecutor tras conocer que los restos retirados de la espalda de la víctima, durante la intervención quirúrgica a la que fue sometida de urgencia en la tarde noche del sábado en el Hospital Regional de Temuco, corresponderían a una bala calibre 22 y no a un perdigón como se creía en un comienzo.

Asimismo, los peritajes realizados por las unidades especializadas de la PDI que tienen a cargo la investigación, determinaron que los atacantes dispararon directamente a las cabinas de los camiones y que en ese contexto se determinó que el transporte donde viajaba la niña junto a sus padres tenía 6 impactos balísticos, algunos de escopeta y otros de proyectil único (balas, no perdigones).