El fiscal vocero de la fiscalía regional de La Araucanía, Roberto Garrido, confirmó la apertura de una investigación penal contra la secretaria regional ministerial de Salud de La Araucanía, Katia Guzmán.

“El Ministerio Público ha iniciado investigación por el delito previsto en el artículo 318 del Código Penal en virtud de un denuncia interpuesta por un trabajador de medios de comunicación. En este delito, según la denuncia le cabría  participación y responsabilidad a la Seremi de Salud de La Araucanía, señora Katia Guzmán”, explicó Garrido.

La denuncia se refiere a que Katia Guzmán habría seguido efectuando acciones públicas, con otras autoridades y con la prensa, a pesar de que habría sabido de que un funcionario de la repartición que encabeza estaba con los síntomas o habría sido confirmado con Coronavirus.

El fiscal vocero  informó que el fiscal regional Cristian Paredes designó al fiscal jefe de Villarrica, Carlos Hoffmann, quien ya investigaba la causa contra a un paciente contagiado con el Covid-19  que viajó en avión desde Santiago a Temuco, como fiscal con dedicación preferente la denuncia presentada contra la autoridad sanitaria y otros eventuales delitos de la misma naturaleza que puedan producirse en el contexto del estado de catástrofe por la pandemia del coronavirus que enfrenta el país.

Roberto Garrido explicó que asimismo “se ha solicitado a la Policía de Investigaciones la formación de un equipo especial para la investigación de este caso y otros que estaban a cargo del fiscal Carlos Hoffmann, por el mismo ilícito”.

El fiscal recordó que el en el Art. 318 del Código Penal sanciona al que pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe, epidemia o contagio.

“De ahí entonces que sea tan relevante el cumplimiento de las disposiciones de salud que imparte la autoridad, no sólo para la protección de la salud de cada uno y de la sociedad, sino que también porque la infracción de este tipo de normas puede generar responsabilidades penales que están castigadas con multas que pueden llegar a las 20 UTM y además con penas privativas de libertad que pueden extenderse a los 540 días en su máximo”, dijo Roberto Garrido. (Foto www.biobiochile.cl)