Fiscalía investiga a prestamistas ilegales en Gendarmería de Angol 

Delito de usura fue denunciado por un funcionario. Fiscal señaló que la Brigada de Delitos Económicos de la PDI tiene a cargo la investigación. Quien aparece como principal imputado fue suspendido de sus funciones.

ANGOL.- Cerca de dos meses lleva la investigación que está realizando la Fiscalía Local de Angol por un presunto delito de usura que habría ocurrido al interior de Gendarmería de Angol, donde un grupo de funcionarios habría realizado préstamos con intereses excesivos a sus colegas, a los cuales luego presionaban para que cumplieran con el pago de sus deudas.

Así lo indicó a Malleco7, el fiscal Carlos Cornejo, quien indicó que efectivamente existe una investigación que le fue asignada a la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones, PDI, de Temuco. Señaló que dicha investigación se está realizando producto de una denuncia que hizo un funcionario de la misma Gendarmería, quien sería víctima de esta banda constituida y que habría operado al interior de las unidades de esa institución, ofreciendo y prestando importantes cantidades de dinero a sus colegas, a los cuales posteriormente habrían cobrado intereses excesivamente altos (delito de usura), los cuales sino pagaban comenzaban a ser presionados de distintas formas, según explicó el persecutor.

Cornejo expuso que la denuncia fue hecha en contra de un oficial a cargo de una Unidad Especial de Gendarmería, quien habría encabezado a un grupo indeterminado de colegas, quienes habrían sido cómplices, lo cual es materia de investigación. El fiscal aclaró que la información que tienen todavía es preliminar, debido a que está a la espera del informe que emita la PDI, así como también del resultado de un sumario interno que existe en Gendarmería.

SUSPENDIDOS

Los antecedentes reunidos por Malleco7, señalan que efectivamente hay un sumario interno en curso en Gendarmería por vulneración de la probidad administrativa, producto de lo cual habría sido suspendido de sus funciones el jefe de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios, Usep, de Angol, el teniente de iniciales F.P.B., precisamente el funcionario en contra de quien fue interpuesta la denuncia del afectado.

Fuentes cercanas a la investigación en Gendarmería señalan que también ya se habría identificado otros funcionarios como cómplices del oficial, uno de los cuales habría sido cambiado de funciones, debido a que hasta hace pocos días se habría estado desempeñando como custodia en el Juzgado de Garantía de Angol.

Los mismos antecedentes indican que serían varias las personas afectadas por estos prestamistas al interior de Gendarmería, de los cuales uno se atrevió a denunciar su caso ante las autoridades institucionales y la Fiscalía. Se trataría de un cabo, a quien ya los funcionarios de la PDI habrían tomado declaraciones, junto a una testigo que sería afectada por este accionar ilegal de los funcionarios investigados.