Hospital gasta más de $10 millones anuales por daños y hurtos

Hechos ocurren permanentemente. Iniciaron la campaña “Angol cuida su Hospital”, la cual pretende hacer consciencia de los perjuicios que este tipo de hechos provocan en el funcionamiento del establecimiento.

ANGOL.- Más de 10 millones de pesos anuales gasta el Hospital de Angol en reponer productos y objetos que son hurtados o destruidos por usuarios o visitantes cuando concurren al mismo. Así lo informaron a Malleco7 desde su Departamento de Asuntos Públicos, donde hicieron un llamado para que la gente colabore en el cuidado de las instalaciones, en el marco de la campaña “Angol cuida su Hospital”, lanzada recientemente.

Explicaron que “el Hospital anualmente gasta cerca de $10 millones en reparar y reponer los distintos elementos que rompen o sustraen los mismos usuarios del centro asistencial, lo que perjudica el funcionamiento del establecimiento y por ende a los demás pacientes que concurren a recibir una atención médica”.

DAÑOS

Entre los daños más comunes que sufre el centro asistencial destacan el que reciben las puertas, principalmente las de los baños, a las cuales incluso le han destruido y robado las manillas, al extremo que hay varias de ellas que definitivamente no cierran. Además, destrozan y sacan los dispensadores de jabón y del papel higiénico junto con accesorios de baño como tapas de excusados, las manillas de los estanques y urinarios para la evacuación de agua, además de los flotadores y las llaves de los lavamanos.

A ello hay que sumar el daño a las barandas de camas, el mal uso de ascensores y sillas de ruedas, además de la destrucción de las bancas y sillas de espera; roturas de vidrios (a lo que incluso les rompen el film protector) y el daño a los revestimientos de las paredes y los rayados a los muros, entre otras cosas más.

PERJUDICA

Desde el hospital señalan que “con esto se perjudica a todos quienes necesitan hacer un correcto uso de lo dañado, es por esto que como Hospital de Angol queremos pedir la colaboración de la ciudadanía y hacer un llamado a todos nuestros usuarios a cuidar el Hospital, en el cual se atiende a todos quienes lo necesitan, sin excepción y en algún momento quienes hoy hacen mal uso de lo mencionado anteriormente pueden el día de mañana necesitarlo en buenas condiciones”.

Agregan que la situación les preocupa debido a que están ad portas de cambiarse al nuevo edificio hospitalario con mejores instalaciones, más especialistas y con moderna tecnología, “donde el aporte de la comunidad es crucial en el cuidado de estas nuevas instalaciones”. Por ello hicieron algunas recomendaciones como no manipular las barandas de las camillas; no sentarse sobres las barandas de las camillas; no permitir que los niños jueguen en los ascensores o dañen el mobiliario; hacer un buen uso de los baños y no rayar las paredes del hospital.

Finalizan diciendo que “el hospital de Angol es para todos, nos sirve a todos, cuidemos Nuestro Hospital”.