Dicen que hay que ser responsables con la vida de uno y de quienes nos rodean. La única forma de salir de la pandemia es inmunizándose, dijeron luego de ser inyectados en el Centro Cultural de Angol.

ANGOL.- Un llamado a la gente a vacunarse en contra del Covid-19, principalmente a sus pares, hicieron cinco jóvenes angolinos que este fin de semana concurrieron al Centro Cultural de esta ciudad, atendiendo al llamado que hizo la Seremi de Salud a los vecinos de la comuna para que se inmunizaran contra el virus.
El viernes y sábado personal de la seremi se instaló en dicho recinto (el cual actualmente es ocupado como vacunatorio por el Cesfam Piedra del Águila) con alrededor de 450 dosis de la vacuna Pfizer, según explicó el jefe provincial de Salud, Carlos Colinas, con el objetivo de fomentar y potenciar el proceso de vacunación en Angol. Contrariamente a lo que se pensaba, una parte importante de quienes concurrieron a vacunarse eran jóvenes.

RESPONSABLES
Gabriela Araya, de 24 años, dijo que se vacunó porque es asmática crónica “y me preocupa mi salud, así como también la de mi familia y de quienes me rodean”, explicó. Agregó que hay que ser responsables, señalando que el coronavirus “es muy peligroso para la salud de las personas”, recordando que ahora es la gente de menor edad la que se está contagiando.
La joven llamó a vacunarse, principalmente a los más jóvenes y a quienes tienen alguna enfermedad crónica, “porque este proceso es muy importante; además yo tengo un hijo y por eso me preocupé, para poder estar tranquila con él, porque no sabemos cómo nos puede afectar el virus si nos contagiamos”, sostuvo.

“INMORTALES”
Una opinión similar tiene Walter Jiménez, de 28 años, quien dijo que se vacunó porque él ya se contagió el año pasado y no lo pasó nada de bien. “No quiero volver a repetir lo mismo, porque tengo un hijo y vivo con mis padres; mi viejo, además, estuvo muy complicado internado en el hospital, pero se recuperó”.
Agregó que hay un grupo importante de jóvenes que hacen caso a las indicaciones, “pero hay otros que se creen inmortales y por ello la invitación que hago es a que todos se vacunen, porque de otra forma no vamos a controlar nunca la pandemia y vamos a seguir igual”.

SORPRENDIDO
Hernán Torres, de 31 años, dijo que se fue a vacunar “porque mi señora está embarazada y no quiero que le pase nada a ella ni al bebé y también para no contagiar a mis papás”. Agregó que le sorprendió ver a tantos jóvenes vacunándose, destacando que “debe ser responsabilidad de cada persona y hay que pensar también en aquellos con los que uno vive”.
Dijo que vio a gente de todas las edades vacunándose, “pero igual quiero llamar a la comunidad para que se inyecte y no contagien a sus familias y amigos; además esta es la única forma que tenemos para vencer al virus”, sostuvo.

MATRIMONIO RESPONSABLE
Rafael Perdomo (30) y su pareja Daniela Reyes (33), también concurrieron a vacunarse este fin de semana al Centro Cultural. Ella tiene un embarazo de 25 semanas de gestación. “Me lo indicaron los médicos por mi bien y por el de mi hijo y también vine por responsabilidad, porque no vivo sola, hay más familia y porque las conductas de riesgo están siempre en los más jóvenes”, explicó.
Asimismo, Daniela agregó que aprovecharon la oportunidad que se hizo de abrir el proceso para las personas de todas las edades. “Llamó a la gente, principalmente a los más jóvenes y a quienes no han querido hacerlo, a que se vacunen, porque así podremos derrotar a este virus”, señaló.

GRUPO DE RIESGO
En tanto, su pareja, Rafael Perdomo, de nacionalidad venezolana, dijo que concurrió a vacunarse porque es “asmático y también tengo sobrepeso, por lo que estoy dentro de un grupo de riesgo; además, mi pareja está embarazada y hay que cuidarse para ver si en algún momento podemos salir de esto”.