Les robaron jeep y otras especies tras salir de una reunión en la Comandancia. Hecho fue perpetrado por cuatro sujetos armados.

ANGOL.- Momentos de terror vivieron dos jóvenes voluntarios del Cuerpo de  Bomberos de Angol durante la noche del jueves, en la Villa Emaús, tras ser víctimas de un violento asalto a mano armada por parte de cuatro sujetos, quienes le robaron un vehículo y otras especies personales. Los delincuentes habría andados armados con dos pistolas y dos rifles, aunque las víctimas aseguran que estas últimas era a postones.

Ambas víctimas son voluntarios de la Cuarta Compañía de Bomberos de Huequén y el hecho ocurrió cuando regresaban a sus hogares, luego de una reunión en la Comandancia para coordinar la Campaña del Tarro que realizó la institución el fin de semana para reunir recursos.

Así lo explicó a Malleco7 el superintendente, Hernán Torres Arriagada, quien lamentó la situación, indicando que genera preocupación entre el voluntariado, debido a que todos están susceptibles de ser víctimas de este tipo de delitos cuando concurran a una emergencia, principalmente en la noche.

TESORERA

Las víctimas son la joven Consuelo Vallejos (21), quien es la tesorera de la Cuarta Compañía, y su pareja R.O.P. (20), también voluntario de la unidad. Explicaron a Malleco7 que luego de la reunión pasaron a comprar algo para comer y se estacionaron al final de calle Jerusalén, cerca de la casa de la joven, a los pies del cerro donde se ubica la Villa Los Andes.

Aproximadamente, a las 11.45 horas, y mientras comían en el jeep Nissan Terrano, año 1992, de color azul, patente DS-8264, subió un vehículo que identificaron como camioneta, con las luces muy altas. Este pasó por al lado y siguieron subiendo; a los 3 minutos, según explicó la joven, golpearon el vidrio del copiloto, donde estaba sentada ella, observando que afuera había un sujeto que apuntaba con un rifle que “parecía a postones”.

VIDRIO

La joven explicó que el individuo que le golpeó el vidrio intentó abrir la puerta, pero no pudo y que el otro sujeto, que estaba por el lado del chofer, “comenzó a gritar que nos bajáramos”, momento en que golpeó el vidrio con la empuñadura de una pistola, rompiéndolo y provocándole un corte en la ceja izquierda al joven, la cual comenzó a sangrar profusamente; luego de lo cual lo sacaron del vehículo y lo tiraron al suelo, mientras le decían que entregará el jeep.

“Yo les pedía que se calmaran y en eso me bajaron, me empujaron y me tiraron al piso y siguieron gritándome; la verdad es que nos gritaban a los dos y después se subieron al jeep rápidamente”, dijo la joven, quien señaló que no sabe cómo subieron tan rápido al vehículo que es de dos puertas.

EXPERIENCIA

Ambos jóvenes señalaron que se trató de una experiencia que no les gustaría volver a repetir, “porque no se sabe que puede pasar si a una de estas personas se les sale un tiro”. Los sujetos huyeron con el vehículo por el mismo cerro hacia atrás y aunque fueron buscados por las víctimas no fueron encontrados. Hicieron la denuncia en la PDI.

Los sujetos, quienes andaban encapuchados, eran jóvenes de tez morena, mientras que quien golpeó al chofer tenía cejas muy gruesas y los ojos cafés.  Dijeron que eran muy violentos, aunque indicaron que “se notaba que no tenían mucha experiencia”, señalando que el hecho duró cerca de 2 minutos.

PARA RECUADRO

Qué les sustrajeron

Los sujetos además del jeep, les llevaron un notebook; el libro de contabilidad de la compañía, entre otros documentos donde además iban 9 mil pesos; dos teléfonos celulares; dos radios de comunicaciones de Bomberos. A ello se sumó dinero que ambos jóvenes portaban, que era alrededor de 50 mil pesos. Descartaron que les hayan robado los uniformes.