Menor de 7 años tiene problemas para comunicarse y los ruidos la afectan, pero su admiración por el dúo la llevó a seguirlos en varias presentaciones hasta que consiguió su objetivo y entregarles un regalo.

ANGOL.- La pequeña Agustina González Fernández, de 7 años, luego de tres intentos fallidos, por fin logró cumplir su sueño de conocer al grupo musical Los Vásquez, por quienes siente una profunda admiración, a los cuales había ido a ver en todas las presentaciones que han tenido en Angol y en comunas cercanas en el último tiempo. Su encuentro con ellos se produjo en Renaico, el miércoles pasado, donde los artistas se presentaron con motivo de las actividades de aniversario de la comuna.

Este hecho, que para muchos parece tan simple, es todo un logro para ella. Es que sufre un trastorno de ansiedad llamado “mutismo selectivo”, que le fue diagnosticado cuando tenía 2 años, lo cual le impide dialogar con personas que no sean de su entorno. “Ella estuvo cerca de tres años sin hablar frente a personas ajenas a su núcleo familiar, si bien gracias al tratamiento y apoyo médico se ha ido superando, aun quedan algunos temas que trabajar, como su temor extremo a los días de lluvia o viento, lo que le provoca una angustia que la lleva hasta las lágrimas”, explicó su madre Nataly Fernández a Malleco7.

Agustina, que pasó a 2° básico en el Colegio Angol, es tratada por diversos especialistas y apoyada con medicamentos. Esto le ha permitido lograr importantes avances y desde un tiempo a esta parte comenzó a hablar con sus compañeros de curso y a tener actividades fuera de su hogar, siempre con el apoyo de su familia.

REGALO       

La historia de Agustina con Los Vásquez comenzó en noviembre de 2018, cuando su familia, integrada por sus padres, Nataly y Víctor, y su hermana mayor, Sofía, de 15 años, decidieron ir a la feria costumbrista que se realizaría en Collipulli. Nataly la preparó con días de anticipación, le contó que irían a ver al dúo cantar, que asistiría mucha gente y también que habría ruido. Le mostró videos con su música en Youtube y ella comenzó a escucharlos por su propia cuenta y se aprendió algunas de sus canciones. Ese día Agustina se lo cantó todo.

La niña también fue al Festival Brotes de Chile 2019 a ver a los hermanos y disfrutar del que ya era su grupo preferido. Lo propio hizo en el reciente Brotes, pero esta vez creo un dibujo muy colorido, para regalárselos: había una casa en el centro, mientras que los hermanos Ítalo y Enzo se ubicaban a ambos costados de la vivienda. Arriba, de título estaba escrito “Los Vásquez pop cebolla”. Lo pasó superbién y estuvo con su dibujo levantado casi toda la presentación, pero no pudo entregárselos.

Le dio tristeza, pero su ánimo no decayó porque sabía que se presentarían el miércoles pasado en Renaico y hasta allá fue junto a su familia. Su madre había hecho una publicación en Facebook, donde señaló que Agustina haría otro intento para entregar su regalo. Al llegar al lugar la gente y la misma organización le dieron las facilidades para acercarse a sus ídolos, a los cuales por fin logró entregarles su dibujo; no habló mucho, apenas los saludo y les dio su nombre, pero se tomó muchas fotos con ellos y también con su familia.