“La paz en La Araucanía no se puede construir si quien la propicia tiene un fusil en la mano”

Alfonso Raiman Huilcaman, connotado miembro del Pueblo Mapuche se refirió a acciones del gobierno y a quienes cometen incendios en contra de intereses forestales, todo en el marco de la evaluación por la llegada del We Tripantu.  

MALLECO.- “La paz no se construye mientras quien está propiciando la paz está con un fusil en la mano”, esta fuerte declaración corresponde a Alfonso Raiman Huilcaman, quien fue el primer líder mapuche en reunirse con un ministro, en democracia, para dialogar acerca de una reivindicación territorial, quien además lleva 19 años trabajando en el Programa de Salud Mapuche del Servicio de Salud Araucanía Norte, Ssan, y colaboró en la elaboración del documento Políticas de Salud con Pueblo Indígenas, elaborado en su momento por el gobierno.

El viernes el Ssan efectuó una celebración del We Tripantu (Año Nuevo Mapuche) en el recinto Sama, donde Malleco7 dialogó con Alfonso Raiman, del lof Millahuincul cerca de Traiguén, para consultarle acerca del sentido profundo de este hecho para el Pueblo Mapuche, respondiendo que se vincula con el regreso del sol a la madre tierra, cuando ésta terminó su situación de reposo y comienzan a germinar las semillas para las primera cosechas.

Raiman agregó que el We Tripantu tiene que ver con la renovación de la naturaleza, de toda la biodiversidad, y con la renovación física y espiritual de las personas. Es una celebración, pero también es el momento para hacer un  balance, una evaluación, de cómo transcurrieron los meses del año, agregó.

CONSTRUCCIÓN DE PAZ 

Fue aquí cuando planteó que este año no ha sido muy feliz para las comunidades, porque ha habido una serie de situaciones que revelan que el “encontrón entre la sociedad mapuche y no mapuche” todavía no se supera.  Dijo que hay políticas públicas que el gobierno quiere imponer a las comunidades y las autoridades hablan en sus discursos de “paz en La Araucanía”, pero está no se logra mientras el Estado chileno esté con el fusil en la mano.

“La paz en La Araucanía, y no lo digo yo, lo han dicho muchos dirigentes, la paz en ninguna parte del mundo se construye mientras quien esté propiciando la paz esté con un fusil en la mano, la paz no se construye ejerciendo más represión, la paz no se construye encarcelando a líderes que han hecho un planteamiento político, la única forma de construir la paz es mediante un diálogo verdadero, la paz se construye habiendo un clima de justicia y no en una situación de pueblos oprimidos y opresores”, señaló.

LOS INCENDIOS

Algunos actores mapuches han optado por acciones de sabotaje y de incendios a maquinarias forestales, ¿cómo evalúa Ud. eso para construir la paz?

-Es un tema bastante delicado, pero se debe también a la forma y a la actitud en que todos los gobiernos han querido abordar el tema indígena, y esto no es solo del actual gobierno, se viene arrastrando en todos los gobiernos, inclusive desde la Concertación, en que el tema de la justicia por la reivindicación de nuestros derechos siempre ha quedado en el baúl guardado, no se ha sabido abordar correctamente, la respuesta de todos los gobiernos es la represión, despliegue policial; nuestras demandas que son legítimas no están siendo asumidas desde el gobierno como un tema político, social, se le está dando una respuesta policial.

¿Ud. alguna vez planteó que esto lleva a los jóvenes a tomar caminos de este tipo al no ver otra salida?

-Seguramente hay personas que agotado mucho tiempo en poder adquirir o conseguir la devolución de sus tierras y después de agotarse todos estos medios burocráticos que el actual sistema ofrece, creo que muchas comunidades y sobre todo la juventud ha tomado una determinación de esta naturaleza, una forma de lucha.

¿Eso es correcto para Ud.?

Ahí entramos en otro tema, si Ud. me pregunta si es correcto o no, si es legal o ilegal, ahí hay que hacer una diferencia entre lo legal y lo legítimo, creo que cuando una situación de quererme proyectar como familia, como comunidad, como lof, cuando no hay otra alternativa, lamentablemente, le digo es lamentable, que comunidades tengan que tomar esta decisión.

FALTA PROFUNDIZAR

Para Alfonso Raiman ha sido Salud quien ha llevado adelante una correcta conmemoración del We Tripantu, no así en educación, donde esta festividad se realiza, pero no hay una situación previa con los estudiantes y profesores para que entiendan el sentido profundo que tiene para los pueblos originarios.

Por último, dijo que es bueno en el We Tripantu reunirse a compartir y bailar, pero también tienen que estar lo espiritual, porque los mapuches dependen de una fuerza y su existencia tiene que ver con la interrelación que estas personas establecen con los espíritus que habitan en los lugares donde construyeron sus casas.