Profesionales de la salud realizan importante aporte en distintas comunas. Integrante de Agrupación señala que el trabajo que realizan adquiere mucho sentido, porque hay adultos mayores que llevan 4 meses sin atención y evaluación médica.

MALLECO.- En la pandemia muchas personas han buscado la forma de ayudar a los demás, tal como lo están haciendo más de 20 profesionales que se reunieron en la Agrupación “Malleco Apoya, Ayuda, Atiende y Orienta”, para asistir a las personas que requieren algún tipo de apoyo de salud en sus casas, en distintas comunas de la provincia.

La inquietud nació del doctor del Hospital de Angol y ex director del Servicio de Salud Araucanía Norte, Hugo Araya Padilla, quien convocó a otros profesionales de la salud para asistir a las personas que, por la pandemia, no han podido concurrir a los hospitales, Cesfam o postas.

Araya Padilla cuenta que se trata de una agrupación sin fines de lucro y voluntaria, en la cual hay médicos, matrones, kinesiólogos, paramédicos, sicólogos y asistentes sociales.

Agrega que efectúan una atención telefónica, contando con una persona que recibe las llamadas al número +56945459546, para luego seleccionar y ver de qué forma pueden ayudar; también tienen un sistema de ayuda por video llamada e implementarán una plataforma Zoom para lo mismo y para hacer capsulas educativas, a cargo de las enfermeras universitarias Ingrid Muñoz, Silvia Caba y Marita Orrego.

ATENCIÓN PRESENCIAL

También realizan atenciones presenciales, las que se generan a través de dirigentes sociales, que las piden para personas que tienen problemas y que por la pandemia no pueden asistir a los centros de salud; primero establecen cuántas son las personas que tendrán que visitar y luego ubican a los profesionales que irán, acudiendo siempre un médico con un kinesiólogo o un paramédico, y con un estricto protocolo por la pandemia.

“No se hace una atención en conjunto, se va a cada casa, por el distanciamiento físico necesario, todos los que vamos tenemos que llevar elementos de protección personal, pecheras, escudos faciales, mascarillas y también la persona que solicitó la atención tiene que tener su mascarilla y alcohol gel en la casa”.

Primero entra un profesional de apoyo, que realiza una pequeña ficha de la persona y toma sus signos clínicos, quien sale y ingresa un médico, para que no haya más de 3 o 4 personas en la casa. Entre las atenciones que realizan hay procedimientos inyectables, kinésicos, extienden recetas y hacen derivaciones al hospital o hacen contactos con la salud primaria.

HACE 4 MESES

Algo que le ha dado más sentido a esta labor, es que hay muchos adultos mayores que llevan meses sin atención médica. “No tienen atención hace 4 meses, algunos establecimientos municipales y no municipales han hecho entrega de medicamentos, otros no, pero la atención médica propiamente tal, la evaluación, esa no la tienen hace 4 meses”.

Las personas que reciben esta ayuda están afectadas por las molestias habituales de sus patologías y por otras nuevas, por lo que agradecen la ayuda; además, con esta labor colaboran a que no se congestionen las urgencias.

Han entregado esta ayuda en casas de los sectores urbanos de Angol, como Villa México, Nahuelbuta y Huequén; también en Purén y Collipulli, y en sectores rurales de ésta, como Linco, Quilquihuenco y Villa Amargo, donde detectaron contagios de Covid-19, y en la Comunidad Margarita Huenchullán.

HACINADOS

Una de las situaciones que han percibido, dice el doctor Araya, es el hacinamiento en que viven muchos adultos mayores y su necesidad de contención. “Esta es una labor sin fines de lucro, es un apoyo a la gente, para educarla, hay mucho adulto mayor, hay mucho hacinamiento, nos ha llamado mucho la atención el hacinamiento, los adultos mayores se cuidan bastante bien y prácticamente no salen, pero hay sectores donde en 60 metros cuadros hay 7 personas, por lo tanto un contagio es peligroso”.

“Nos hemos dado cuenta de que la gente necesita mucha contención, sobre todo los adultos mayores, porque muchos están solos, otros están acompañados, pero al no poder salir, al no poder moverse de la casa, se sienten muy angustiados y con temor”, dijo el médico.

El doctor Araya dijo que en lo personal le preocupa también el cuidado que las empresas tienen que dar a sus trabajadores, garantizando su protección según la ley 16.774, planteando que en una maderera se contagiaron 10 empleados.

Esta red de apoyo ha recibido el respaldo de algunos comercios de Angol, como Pastelería Garrido; ha sido respaldada por el director del Hospital, Felipe Pérez, y por el doctor Álvaro Erazo, académico y miembro del Consejo Asesor Covid -19 del Minsal.

Malleco Apoya, Ayuda, Atiende y Orienta también está en contacto con la Ruta de la Solidaridad, integrada por voluntarios de Collipulli.

Hugo Araya agradeció a cada uno de los profesionales, técnicos, y administrativos y voluntarios de esta Agrupación.