Militares de los regimientos de Angol y Victoria prestan apoyo a osorninos

Enviaron planta potabilizadora de agua y camiones aljibes. El Húsares fue el primero en decir presente ante la emergencia sanitaria que afecta a esa ciudad de la Región de Los Lagos.

ANGOL, MALLECO.- Una importante colaboración y apoyo están prestando en Osorno los Regimientos Húsares de Angol y Logístico de Victoria, luego que sus mandos instruyeran el envío de ayuda ante la emergencia sanitaria por la que atraviesa esa ciudad, producto de la contaminación de su red de agua potable por el derrame de petróleo ocurrido en la empresa sanitaria Essal.

Así lo confirmó a Malleco7, el gobernador Víctor Manoli, quien señaló que el Regimiento Húsares envió 1 camión aljibe, además de dos choferes para ayudar en la distribución del escaso recurso hídrico con que cuenta esa comuna producto del error de un trabajador de la sanitaria, que vertió cerca de 1.100 litros de petróleo que contaminaron la planta Caipulli y también una parte del río Rahue. Esto dejó sin agua potable desde el jueves pasado a más de 45 mil familias de la zona. El camión del Regimiento angolino y su personal partieron el viernes a prestar ayuda, siendo el primero de esta zona en hacerse presente en esa ciudad.

Lo propio hizo el Regimiento Logístico N° 3 “Victoria”, el cual envió una planta potabilizadora de agua con una capacidad para 6 mil litros y depósitos de contención de agua para ayudar a la repartición del vital elemento, así como también el contingente necesario para mantenerla en operación mientras concluye el operativo. Ambos contingentes se sumaron a los 200 efectivos militares que dispuso el Ejército y otros 3 camiones aljibes, provenientes del destacamento de Arauco y otras guarniciones del país, para apoyar en la emergencia.

MANTENDRAN LABOR

Según explicó el gobernador Manoli, ambos coroneles, José Miguel Carrera, de Angol, y Eduardo Muñoz González, de Victoria, anunciaron que mantendrán su labor en Osorno hasta que la emergencia se dé por subsanada definitivamente por parte de las autoridades de esa región.

En ese aspecto la máxima autoridad de Malleco, valoró el aporte que ambas unidades militares han hecho, agregando que con ello se demuestra que “han tenido una presencia permanente en las ciudades y comunidades a las que pertenecen, estando dispuestos a apoyar y ayudar en las emergencias de cualquier índole que se han presentado”. Agregó que la comunidad debe sentirse orgullosa de ambas unidades militares con que cuentan, debido a que están siempre alertas para ayudar ante cualquier evento catastrófico que se pueda presentar.

Asimismo, la fiscal jefe de Osorno, María Angélica de Miguel, señaló respecto del hecho que en caso de determinar responsabilidades penales en este caso, el autor del error arriesga una “sanción que va de los tres a los cinco años y un día, es una sanción importante, es privativa de libertad”.