Municipio entrega agua a 206 familias de 30 sectores rurales

Cerca de mil personas tienen que recibir el vital elemento en camiones aljibes en Angol. Crisis hídrica preocupa a las autoridades municipales, quienes están trabajando en proyectos de implementación de Agua Potable Rural.

ANGOL.- A cerca de 1.000 personas, de 30 sectores rurales de esta comuna, la municipalidad se ve en la obligación de entregarles agua potable producto de la crisis hídrica que está afectando a importantes zonas del país, situación que se ha ido acrecentando con el paso de los años. Desde la municipalidad se informó que están trabajando en la implementación de proyectos de Agua Potable Rural, APR, para abastecer precisamente a los sectores más perjudicados por la falta del vital elemento.

Concretamente las familias que necesitan el vital elemento suman 206, distribuyéndose en distintos sectores rurales de la comuna, las cuales reciben entre dos y tres veces por semanas agua potable, según se informó desde el municipio. Para ello utilizan dos camiones aljibes con capacidad de 10 mil litros cada uno, los cuales son financiados a través de un programa del Gobierno Regional que es coordinado por las gobernaciones provinciales y que se comenzó a implementar desde el año 2016, cuando la sequía comenzó a afectar notoriamente diversas regiones.

SECTORES

Las 206 familias que reciben agua potable en camiones aljibe están distribuidas en 30 sectores rurales de la comuna como son Huequén Alto (17), Huequén Bajo (20), Cancura (3), La Arcadia (4), Cutipay (4), Trarulemu (9), Trarulemu Bajo (19), Trarulemu Alto (17), Camino Tronicura (1), Chacaico (22), Colonia Lolenco (23), Deuco (1), Butaco (13), Colonia Manuel Rodríguez (13), San Juan (1), El Parque (1), Fundo Mónaco (1), Final Esmeralda (1), El Peral, Camino a Los Sauces (1), Reducción Huequén (5), El Maitén Camino a Deuco (1), Puente Huequén (1), San Luis (1), La Estrella (5), El Rosario (1), Mahuida (2), Piedra Blanca (4), San Elena (1), Prolongación Balmaceda (1) y Catrimalal (2).

CAUSAS

¿Pero como se llega a esta situación? Según explican los especialistas, el cambio climático y las cada vez más escasas precipitaciones en la zona han llevado a que se esté volviendo mucho más complicado el abastecimiento de agua en los sectores rurales, donde todavía hay miles de personas cuyo único acceso al vital elemento es a través de pozos; ríos, esteros, canales o vertientes y camiones aljibe.

Son precisamente estos abastecimientos naturales los que están fallando, puesto que se están secando producto de las plantaciones forestales, la producción de frutales y la agricultura, además de la desaparición de los bosques nativos, lo que ha transformado los suelos, los cuales no son capaces de retener agua. Así lo manifestaron hace unos días Francisco Roa, conocido productor angolino, y Juan Hernández, presidente del Comité Ambiental de Angol, quienes de esta forma explicaron la dramática disminución de los caudales de los ríos Malleco, Picoiquén y Rehue (a un 40% los dos primeros y a un 10% el tercero).

PROYECTOS

El administrador municipal, José Luis Bustamante, señaló que “hay familias que lamentablemente han sufrido la sequedad de sus pozos y vertientes de abastecimiento, producto de que los sectores donde viven son muchos más áridos que antes”.

Agregó que esta situación la proyectan a la baja en los próximos 5 años, debido a que se están desarrollando proyectos para que las familias tengan el vital elemento, como son APR y abastos de agua, agregando que se trata de iniciativas muy importantes en cuanto a la cantidad de familias que abarcan y a la inversión. (Fotografía referencial)