Niño herido de gravedad en un ojo por un exhibidor metálico en supermercado

Madre denuncia eventual negligencia de supermercado Acuenta por accidente de su hijo, quien debió ser intervenido en Santiago. Agrega que no le han prestado ninguna ayuda y que solo le pagaron el traslado en taxi al hospital.

ANGOL.- Molesta y preocupada se encuentra Maribel González, madre del pequeño Elías Mella, de 6 años, quien sufrió un grave accidente ocular al interior de un supermercado que lo llevó a ser intervenido en Santiago. La mujer dijo que el establecimiento, el Supermercado Acuenta de Angol, no se ha hecho responsable pese a la evidente negligencia que tendría al tener sin protección ni señalizados los exhibidores metálicos, que en los momentos en que ocurrió el hecho estaban sin mercadería.

Malleco7 concurrió hasta la modesta vivienda de la familia del menor afectado, ubicada en el camino a Butaco a un kilómetro de Tijeral, comuna de Renaico, donde conoció los detalles del hecho que la mujer hizo público a través de su Facebook. El accidente ocurrió el miércoles 16 de octubre, aproximadamente a las 18.15 horas, cuando ella junto al menor y otro hijo concurrieron a hacer compras a dicho supermercado. Indicó que estaba en la fila esperando pasar por caja cuando el pequeño Elías le dijo que iría al baño; “me quedé esperando cuando sentí un grito de mi hijo. Lo fui a ver y acercarme vi que tenía tapado su ojo izquierdo con su mano, mientras gritaba que le dolía mucho. Le saqué la mano y estaba sangrando; llamé al encargado y llegó una mujer que no me daba ninguna solución”.

El menor se había pinchado el ojo con unos exhibidores metálicos, el cual estaba vacío en esos momentos y casi al medio del pasillo, razón por la cual era difícil verlo.

COLECTIVO

Agregó que lo único que le estaban ofreciendo era enviarlo en colectivo al hospital, “a lo que yo les dije que fuera un taxi para no tener que salir a la calle a esperar un vehículo; finalmente llamaron uno, que demoró 20 minutos, el cual me llevó y me dejó en la calle y se fue”. Maribel agregó que en el centro asistencial atendieron al menor indicándole que la lesión era un “trauma ocular grave (Laceración Conjuntiva en el ojo izquierdo)”, pero que no tenían oculista de turno, por lo que me pidieron volver al otro día a las 08.00 horas”.

El facultativo le dijo que tenía una herida de un centímetro en el globo ocular, la cual debía ser intervenida, enviándolo esa misma noche a Santiago en ambulancia al Hospital El Salvador, donde fue operado el viernes, colocándole varios puntos para cerrar la herida. Luego, el 25 de octubre (justo los días en que estaban más fuertes las protestas) debió volver al centro asistencial capitalino donde el médico que intervino a su hijo le dijo que “debía consultar a un oftalmólogo acá en Angol”.

SIN AYUDA

La mujer dijo que no ha tenido ninguna ayuda de parte de Supermercado Acuenta y que no han pasado más que de promesas: “me dijeron que había una investigación, la verdad es que no sé qué protocolos tienen ante este tipo de emergencias, porque todavía no hay respuesta pese a todas las veces que me han llamado (la última vez, el 24 de octubre). Mi situación económica es complicada y he tenido que costear todos los pasajes con plata que no tengo, porque mi marido está sin trabajo y yo soy comerciante, pero no he podido salir a trabajar por lo de mi hijo”. La mujer dijo que presentará una denuncia en la Fiscalía por negligencia, “porque ya esperé mucho”.

Malleco7 conversó con el gerente de ventas del Acuenta, Antonio Ambiado, quien dijo que esta semana habría una respuesta y que todos los antecedentes fueron remitidos a las oficinas centrales en Santiago. Dijo que se aplicaron todos los protocolos y que se ha mantenido en permanente contacto con la madre del menor y que ella estaba en su derecho de tomar todas las acciones que estime pertinentes.

La fotografía que acompaña esta crónica fue cedida por la madre del niño.