Familiares: “él falleció en paz y tranquilidad”. Capellán evangélico del Regimiento Húsares dejó de existir la madrugada del miércoles, tras dar dura a batalla a un cáncer que le fue diagnosticado hace casi 3 años.

ANGOL.- Hondo pesar causó en la comunidad angolina el fallecimiento del pastor evangélico Patricio Pincheira Ibáñez, quien dio una dura batalla por casi tres años a un doloroso cáncer que le fue diagnosticado en abril de 2018. El religioso, quien era capellán del Regimiento Húsares de Angol, dejó de existir pasadas las 4 de la madrugada de este miércoles en su casa, lugar donde era acompañado por sus familiares.

INQUEBRANTABLE

En conversación con Malleco7, su familia indicó que el religioso mantuvo su fe inquebrantable en Dios hasta el último momento. Su padre, José Pincheira, quien también es pastor, y su madre, Eliana Ibáñez, señalaron a este medio que la enfermedad que afectaba a su hijo repentinamente se mostró; “nosotros pensábamos que la había superado y estábamos contentos, debido a que hasta hace poco tiempo se veía muy bien”.

Explicaron que hace dos semanas supieron que la enfermedad de su hijo, se había agravado. Su madre indicó que en diciembre el pastor había dejado de realizarse las quimioterapias, precisamente por la buena evolución que había presentado su salud, aunque señaló que cuando dejó el tratamiento ella notó de inmediato un decaimiento de su condición.

EN PAZ

Su padre señaló que el deceso de su hijo se produjo “en paz y tranquilidad”, agregando que nunca perdió su buen ánimo y que hasta el final de su vida estuvo consciente de lo que sucedía, señalando que “lo normal es que los hijos sepulten a su padres y no los padres a su hijos”. Expresó que habían planificado entre ambos algunos proyectos este año para difundir la palabra de Dios.

Su familia recordó que el pastor Pincheira, quien era muy cercano a sus padres, celebró su cumpleaños el 14 de febrero pasado, destacando también su pasión por la equitación, actividad que practicaba siempre. Valoraron su labor dentro de la iglesia, donde tuvo varias responsabilidades en diferentes ámbitos, indicando que fue por muchos años presidente del Consejo de Pastores.

Al momento de su fallecimiento deja a su hija Carolina, según explicó la hermana del religioso, Paola Pincheira. Recordar que en una conversación con Malleco7 en Agosto de 2019, el pastor Pincheira señaló que “ésta es una enfermedad que exige tener una actitud positiva en la vida; hay que tener esperanza, fe y convicción; hay que acercarse a Dios y aferrarse a él y también seguir las instrucciones médicas y los tratamientos adecuados”.

El cuerpo del pastor Pincheira, quien al momento de su deceso tenía 57 años, fue velado en el templo de la Iglesia Alianza Cristiana de Chile, ubicado en calle Rancagua con el pasaje Munich, el cual dirigía, siendo sepultado este jueves en el Cementerio Parque de Angol.