Hace algunos minutos se confirmó que los llamados “presos políticos mapuches” terminaron la dramática huelga de hambre que mantuvieron por 123 días en la cárcel de Angol, la que realizaron para exigir al gobierno la aplicación efectiva del Convenio 169 de la OIT, el cual permite medidas judiciales especiales para los miembros de los pueblos originarios, como lo es el mapuche.

El término de la huelga de hambre fue confirmada por el vocero de los presos mapuches, el werken Rodrigo Curipán, quien señaló que fueron las comunidades mapuches las que solicitaron a los huelguistas terminar la medida considerando el delicado estado de salud de estas personas y que el gobierno no tuvo la voluntad para dialogar  respecto de la aplicación efectiva de Convenio 169.

La información la confirmó Rodrigo Curipán luego de sostener una larga conversación con personas mapuches en el campamento de apoyo a los huelguistas que se montó por semanas afuera de la cárcel de Angol.