Werkén de Ranquilco indicó que proyecto afecta a las comunidades y que es una medida impuesta por la Asociación de Municipalidades Malleco Norte.

MALLECO.-El werkén de la comunidad de Ranquilco, Rodrigo Curipán, dijo que el proyecto del relleno sanitario de Collipulli es una iniciativa impuesta por los cuatro municipios que conforman la Asociación Malleco Norte, razón por la cual «no vamos a permitir que funcione». Aseguró que no se consultó a las comunidades y que, por lo tanto, está viciado desde sus inicios.

El dirigente señaló a Malleco7 que escuchó una entrevista del alcalde de Angol, Enrique Neira, quien preside la Asociación de Municipios Malleco Norte, en una radio de cobertura nacional, “en que por lo menos asume que algo se hizo mal respecto a cómo se desarrolló el proyecto del relleno sanitario”, en directa alusión a la no realización de una consulta ciudadana, agregando que se trata de una «iniciativa viciada desde que comenzó a ejecutarse».

Agregó que “no vamos a permitir que ese relleno sanitario funcione bajo ninguna circunstancia”, señalando de todas maneras el edil angolino “sigue imponiendo algo que no es legal y por lo cual nosotros estamos hoy ante la Corte Interamericana de Justicia, pidiendo que se restablezca un derecho ancestral de los mapuches, porque la única manera de resolver esto es que este relleno no funcione y desaparezca”.

AMENAZAS

Al ser consultado respecto a las amenazas que ha recibido el alcalde Enrique Neira en relación al funcionamiento del relleno sanitario, Rodrigo Curipán dijo que “todas las comunidades de la zona de Malleco estamos en desacuerdo con que se instale ahí y evidentemente que todas las acciones que se lleven adelante van a tener que ver con que no funcione ese proyecto”.

Agregó que “no me estoy haciendo cargo de lo que allí sucedió, lo desconozco, pero se promueve política y públicamente que ese relleno sanitario se imponga por cualquier medio posible, incluso con custodia policial y militar; entonces esa imposición va tener reacciones evidentemente de comunidades mapuches en resistencia de Malleco, porque no podemos tolerar que se instale un relleno al interior del patio de nuestras propias casas”.