Se la juegan para reparar Parroquia San Francisco

Iniciaron reparando la torre del templo y ahora lo más urgente es disponer canaletas en la techumbre. A más mediano plazo buscan rescatar un bello jardín colonial. Buena recepción de la comunidad a campaña del Grupo de Amigos del Patrimonio Cultural Franciscano Angol.

ANGOL.- Totalmente dispuestos a restaurar y reparar el templo parroquial San Buenaventura, uno de los más antiguos de La Araucanía, y a reconstruir una parte del antiguo convento franciscano, están los integrantes del Grupo de Amigos del Patrimonio Cultural Franciscano Angol, para lo cual iniciaron una campaña del sobre, que comenzó con muy buena recepción de la comunidad.

DESDE 1865

La construcción de este templo y del convento franciscano aledaño se inició en 1865, prolongándose hasta 1869, por lo que es uno de los más antiguos de La Araucanía.

El terremoto del 2010 derribó la mayor parte del convento antiguo que seguía en pie, resistiendo sólo partes de éste y el templo parroquial, el cual, sin embargo, presenta varios deterioros, por lo que el Grupo de Amigos del Patrimonio Cultural  Franciscano inició esta campaña para reunir recursos e ir paulatinamente reparando y restaurando, iniciativa en la cual han aportado angolinos y también vecinos de Renaico.

Consultada la presidenta de la agrupación, Patricia Fuentes, señaló que la mantención del templo “ha estado un poquito dejada de la mano de Dios” no porque los padres no hayan querido, sino porque no han existido los recursos, por lo que iniciaron la campaña, para ir reparándolo paulatinamente.

PRIMEROS TRABAJOS

Con los primeros dineros reunidos, dijo Fuentes, concentraron los trabajos en la torre del templo, donde tuvieron que retirar una importante cantidad de fecas de palomas, para después fumigarla; la fuerza monetaria alcanzó también para mandar a construir las 4 ventanas grandes de la torre y abonar el 50% de su costo, y también aprovecharon para cotizar la construcción e instalación de otras 4 ventanas pequeñas que tiene la torre.

“Las cuatro grandes serán ventanas de raulí, son especiales porque no son con vidrios, sino que se llaman celosías, son cuatro ventanas dobles, más cuatro ventanas chicas que van en la punta de la torre”, dijo Patricia Fuentes.

En ese afán de ir reparando y mejorando de acuerdo a los recursos que van consiguiendo, Patricia Fuentes señaló que una de las necesidades urgentes es disponer de canaletas en el techo del templo, para evitar los efectos negativos por acumulación de aguas lluvias. “El techo no tiene canaletas, entonces el agua cae y se apoza en una parte plana y desde ahí cae por las paredes de ladrillos de la iglesia, esto es urgente”.

Otras de las necesidades es mejorar las salas que están junto al templo y que se utilizan para las catequesis y para las reuniones de las agrupaciones que existen al alero de la Parroquia, las cuales requieren aislación térmica.

EL PÁRROCO

Consultado el párroco de San Buenaventura José Miguel San Martín, señaló que impulsó la reorganización del Grupo de Amigos del Patrimonio Cultural Franciscano para rescatar el mismo que pertenece a Angol.

“Vamos terminar, ojalá antes de que termine este año, pintando el templo, y con la proyección, ojalá que se pueda realizar, de recuperar el jardín estilo colonial que está al interior del antiguo convento que se cayó con el terremoto del 2010; ahí quedan algunas partes que son de mitad del 1.800 que estamos tratando de rescatar, ojalá podamos recuperar un claustro en el estilo que existía”, agregó el párroco.

A parte de la campaña del sobre, la agrupación mencionada tiene una cuenta de ahorro en el Banco Estado, número 61561580129, para las personas que deseen aportar.

Este Grupo de Amigos del Patrimonio Cultural Franciscano Angol es presidido por Patricia Fuentes, secretaria es Alicia Miranda, tesorero es Gastón Salvo y directores Ernestina Saravia y Rubén Fuentes.