Vecinos y vecinas salieron a efectuar un cacerolazo, mientras otros hicieron dos barricadas al inicio de la ruta  R-234, entre el vertedero y varias poblaciones.

Nuevamente esta tarde decenas de vecinos salieron a protestar con barricadas y pancartas en las cercanías del vertedero municipal por los problemas ambientales y sanitarios que el mismo genera a habitantes de varias poblaciones de Angol, como Los Lagos, Los Copihues, Las Lagunas y Barrio Guacolda.

Al igual que este lunes los vecinos cortaron el tránsito en la ruta R-234, con la diferencia que esta vez no sólo lo hicieron a aproximadamente a 400 metros de la intersección de las calles Rancagua con José Bunster, sino también muy cerca de este punto.

Los vecinos señalan que ya no soportan los olores nauseabundos, los mosqueríos y los roedores que llegan desde el vertedero municipal, y piden que las autoridades tomen cartas en el asunto para cerrarlo y para que se hagan los trabajos que mitiguen los graves problemas que está generando.