Se llama Sinapsis y está ubicado en el centro de la ciudad.

ANGOL.- Como pertinente y oportuno se podría catalogar el Centro Psicopedagógico Sinapsis, creado en Angol, para asistir a los niños y niñas en las dificultades de aprendizaje y emocionales surgidas producto la emergencia sanitaria y el confinamiento.

Esto ha provocado una fuerte recarga en las familias, por lo que Sinapsis se plantea como desafío poder responder a lo que sucede en los hogares, en torno a la sobrecarga del rendimiento escolar de los niños paralelo al trabajo de sus padres. “Lo que actualmente se está viviendo en los hogares de nuestro país y del mundo trae mucho estrés a las familias, porque hay que compatibilizar muchas cosas en esta nueva rutina, en esta nueva realidad, que es tan  impredecible”, dijo la psicóloga Andrea Marín Wormald.

SERVICIOS

Nuestro centro permite –agregó- un espacio tranquilo y protegido donde los niños pueden asistir durante una hora y media, dos veces por semana, comenzando por realizarle al niño (a), una exploración diagnóstica que nos oriente acerca de sus características y necesidades individuales, para realizar un trabajo a su medida.

En este tiempo (90 minutos de atención), son asistirlos en sus deberes escolares para que estén al día en lo educacional, y en paralelo se aborda su dimensión emocional de ser necesario, realizando como complemento a la atención, ejercicios de atención plena o Mindfulness para niños.

Esta asistencia puede ser acompañada físicamente por los padres en el Centro, pero también pueden monitorearla de forma remota a través de su celular, ya que se cuenta con un circuido de cámaras, lo que les permite a los padres mirar en tiempo real la sesión de su hijo (a).

Este Centro también realiza asesoría psicológica online a niños, jóvenes y adultos, lo que es importante considerando las afectaciones que ha generado la emergencia sanitaria y el confinamiento y distanciamiento.

Un tercer servicio que se ofrece es el de diagnóstico e intervención integral para niños con dificultades de aprendizaje, emocionales y de la conducta, lo que incluye a niños con déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH), servicio en el que se aplica a los niños(as) lo más reciente en instrumentos de evaluación de funcionamiento cognitivo para conocer sus fortalezas, debilidades a potenciar  y habilidades individuales. Esto permite conocer qué potenciar y qué estimular en el niño (a) para fortalecer.

Este programa integral  evalúa además el estilo de crianza de los padres, y la dimensión emocional del niño (a). Andrea Marín dice que todo se plasma en un informe diagnóstico, el que es conversado con las partes, para posteriormente plantearles  “un plan de intervención, muy ceñido a las necesidades específicas del niño y familia”.

ACOMPAÑAR A LA FAMILIA

Es un proyecto muy bonito que se venía gestando hace tiempo, cuenta la profesional, y cuyo foco es acompañar a las familias en este proceso que vivimos a nivel mundial, “estamos todos en confinamiento y distanciados de lo que antes era nuestra normalidad. Pareciera que es para largo, y no tenemos porqué sufrir más estrés con la sobrecarga académica de nuestros hijos”.

El mensaje a los padres, dijo, es que los niños no sólo aprenden en el colegio, sino que pueden hacerlo en otros contextos como el juego y al realizar distintas actividades con sus padres en la casa, como cocinar, bailar, leer, ordenar sus cosas, tejer, crear con cajas, y compartir tiempo de conversaciones en familia. “Los padres no son profesores… no tienen porqué angustiarse ante la demanda del rendimiento de sus hijos, ya que estamos en un periodo excepcional y tenemos que ajustar las expectativas”.

Sinapsis funciona en el segundo piso del edificio “Doña Julia”, en el centro de Angol, y sus teléfonos son 452716383 y celular 946807378.