Resaltó capacidades ofensivas y defensivas para llegar a cuartos de final e ir por la copa

ANGOL.- El partido, en el Estadio Alberto Larraguibel, en que Malleco Unido venció por 3 a 1 Nacimiento, tuvo de todo; emoción en los dos arcos, fue reñido, con resultado incierto, terminó con la alegría de los Rojos al asegurar la clasificación a cuartos de final del torneo de Tercera B, y también una irracional reacción de un jugador visitante que le pegó una patada “voladora” a un joven valor local, por lo que fue detenido por carabineros.

En el primer tiempo dominó las acciones Malleco, y en el minuto 10 abrió el marcador con una palomita de Alan Vergara; luego Cristian Quintana y Ramón Pellao tuvieron claras oportunidades, y recién en el 38 Nacimiento se acercó al arco de Ricardo Camus con un remate de Salcedo; en el minuto 46 Nacimiento encontró un inmerecido premio cuando un defensa rojo marcó un autogol, sin embargo, en el segundo minuto de alargue todo quedó en orden cuando Marcelo Tellez, también de cabeza, puso el segundo.

SEGUNDO TIEMPO

El segundo tiempo se inició con llegadas en ambos arco, con los dos equipos haciendo una transición rápida en el medio, sin embargo, a medida que fueron pasando los minutos la visita comenzó a dominar y tuvo dos oportunidades claras para empatar, pero sus delanteros fallaron.

Cuando Nacimiento no paraba de acechar a Camus buscando el empate para ir a penales, Malleco urdió un rápido contragolpe y Cristian Muñoz puso el definitivo 3 a 1, para asegurar a los Leones de Nahuelbuta en los cuartos de final.

LA AGRESIÓN

Terminado el partido se desencadenaron los bochornosos hechos protagonizados por algunos jugadores de Nacimiento que agredieron a los de Malleco, incluso uno que estaba en la banca corrió varios metros y en el aire lanzó una fuerte patada a Ignacio Verdugo, jugador local de 17 años que terminó en el suelo por la brutal agresión.

Carabineros detuvieron al agresor, quien quedó en libertad a la espera de citación de la fiscalía.

DIRECTOR TÉCNICO

Este medio dialogó con el joven técnico de Malleco, Raúl Robles, quien dijo que sabían que esta llave ante Nacimiento iba ser muy difícil porque éste lleva dos años trabajando con el mismo técnico, porque disputan cada balón como si fuera el último, reconociendo que en el segundo tiempo los metieron atrás con más garra que fútbol.

Consultado si con este platel y por cómo estaba jugando se podía pensar en ir por el campeonato, respondió que sí. “Yo pienso que sí, da para ilusionarse, si tu miras las estadísticas, somos el equipo que ha hecho más goles y ha recibido pocos en contra y eso habla bien del trabajo defensivo y ofensivo, entonces da para ilusionar, vamos a esperar rival ahora, vamos a trabajar en la semana en base al rival que nos toque, estamos expectantes para cuartos de final”.

Carlos Muñoz se mostró feliz de haber marcado el gol tranquilizador, agregando que estas fases son muy difíciles y que seguirán luchando para ser campeones y ascender.