Habría un déficit de más de un 30% de funcionarios para enfrentar la pandemia. Hay estrés, licencias médicas e incluso muchos no han tomado vacaciones. Además de controlar el virus han debido realizar sus labores normales.

ANGOL.- Una compleja situación laboral están enfrentando los funcionarios de la salud municipalizada de Angol, según explicaron dirigentes de los gremios de los trabajadores del sector, quienes señalan que están siendo sobre “explotados en sus funciones diarias”. Por ello llaman al Gobierno a reforzar los establecimientos sanitarios con más recurso humano para evitar que este desgaste se siga incrementando.

Se encuentran “en alerta”, como lo indicó la presidenta de la Asociación de Trabajadores de la Salud Municipal, Atrasam, Marcela Sepúlveda, quien señaló que la pandemia no les ha dado tregua a los funcionarios, quienes están agotados, cansados y con estrés laboral, lo que está generando otros problemas de salud.

La dirigenta dijo que muchos trabajadores ni siquiera han podido hacer uso de sus feriados legales (vacaciones), precisamente por la falta de personal, a lo cual hay que sumar las licencias médicas por problemas de salud mental que se han producido a causa de lo anterior y también por enfermedades de base que se pueden complicar al contagiarse con el virus.

Marcela Sepúlveda señaló que los funcionarios de la salud municipalizada, además de estar trabajando en la tarea de contención de la pandemia y en la campaña de vacunación contra coronavirus, también lo están haciendo contra la influenza y sarampión; también trabajan a diario en la entrega de fármacos, alimentos, toma de exámenes, visitas domiciliarias, controles presenciales y telemedicina, en otros.

Además los Cesfam Alemania y Huequén tienen problemas de hacinamiento y de todas formas deben hacer prestaciones, por lo tanto, las autoridades deben velar por la bioseguridad de los funcionarios, quienes tienen un alto nivel de desgaste, planteó.

TRABAJADORES

En ese contexto, Malleco7 conversó con algunos funcionarios, quienes indicaron que están agotados, debido a que además de las labores que realizan para ayudar a controlar la pandemia, como la vacunación contra el Covid-19 y la trazabilidad, entre otras, muchos trabajadores también deben cumplir con las tareas diarias normales, como por ejemplo, la entrega de leche y medicamentos, atenciones médicas por enfermedades crónicas, atenciones domiciliarias para persona que no tienen  movilidad, entre otras diversas funciones, sobre las cuales también hay metas que cumplir ante el Ministerio.

Al ser consultados respecto a si existe déficit de funcionarios, indicaron que creen que éste es de más de un 30%, específicamente entre quienes se dedican a la contención de la pandemia.

CIFRAS

El presidente de la Asociación de Funcionarios de la Salud Municipalizada, Afusam, Carlos Rojas, explicó que en Angol (en los 3 Cesfam, SAR, Sapu, postas rurales y Cecosf) hay más de 600 trabajadores de la salud municipalizada, de los cuales el 60% (360 aproximadamente), están dedicados a las labores de contención de pandemia.

Coincide en que hay un déficit importante de funcionarios en la contención de pandemia, indicando que cree que falta cerca de un 40% de persona (140 funcionarios) para reforzar los equipos de trabajo, ya sea de contención, trazabilidad y de vacunación de todos los Cesfam, donde existe una sobre carga importante de trabajo.