José Miranda dijo que polvo obligó a esposa e hijita de un mes a irse de la casa en que viven junto al cuartel de la Cuarta Compañía de Bomberos, en Huequén, y que ha explicado esto a la empresa a cargo de las obras, pero no hay solución.

ANGOL.- En tres ocasiones José Miranda ha ido a hablar con la empresa Claro Vicuña Valenzuela, que tiene a cargo las obras de reposición de la Avenida O’Higgins y Dillman Bullock, para pedirles que tomen medidas de mitigación respecto a la contaminación que estarían provocando por el levantamiento de tierra y polvo durante el desarrollo de los trabajos, lo cual, según narró a Malleco7, obligó a su esposa e hijita de un mes de vida a irse a la casa de su mamá para no seguir afectando su salud.

Sin embargo, dice que aún no recibe una respuesta satisfactoria que permita dar solución a su problema que lo mantiene distanciado durante gran parte del día de su familia.

ARRIENDA

José Miranda, quien es capitán de la Cuarta Compañía de Bomberos de Huequén, arrienda desde mayo pasado la casa ubicada al costado del cuartel, propiedad de la institución. Explicó que tuvo que hacer varias reparaciones y mejoras para esperar el nacimiento de su primera hijita, la cual actualmente tiene poco más de un mes de vida.

Señaló que compró muebles nuevos para dejar habitable en un 100% la casa, lo cual estuvo bien hasta que comenzaron las obras de reposición de la Avenida en julio pasado, específicamente en el tramo que comprende desde la rotonda de Huequén hasta calle Yeli.

Dijo que en un principio no hubo mayores problemas, porque la tierra estaba húmeda producto de las lluvias y no se levantaba tanto polvo, pero a medida que fueron avanzando los trabajos, esta situación comenzó a cambiar y la casa poco a poco se le comenzó a llenar de tierra, “a lo cual hay que sumar los ruidos molestos que se generan”, explicó.

DAÑOS

Según José Miranda, producto del polvo en suspensión se le han dañado sus artefactos electrónicos y además, ha vivido un verdadero drama familiar, ya que tuvo que pedir a familiares que recibieran a su esposa e hija, de tan sólo 1 mes de edad, ya que la niña comenzó con problemas respiratorios. “Por recomendación del pediatra que la atiende tuve que enviarla, junto a mi esposa, a la casa de mi mamá, porque yo no puedo dejar este lugar solo”, sostuvo.

José dijo que se encuentra desesperado ya que no ha tenido respuesta de nadie de la empresa, aun cuando ha conversado en tres ocasiones con los encargados. “Lo único que pido es medidas de mitigación para que no siga levantándose tierra y disminuyan los ruidos molestos, porque esto no solamente me ha afectado a mi sino también a otros vecinos y al cuartel de Bomberos, donde los materiales, vehículos y uniformes de los voluntarios también se llenan de tierra”, indicó.

Lo anterior lo señaló, mientras mostraba sus electrodomésticos, camas y muebles, los cuales exhibían una importante cantidad de polvo, lo propio ocurría con las paredes de la casa y las alfombras.

Malleco7 se contactó con la empresa Claro Vicuña, desde donde indicaron que no se referirían al tema, aunque reconocieron que se han reunido con el reclamante.

PARA RECAUDRO

Lo han recibido

José Miranda explicó que lo han recibido bien en Claro Vicuña Valenzuela, que lo han escuchado, pero que no han entregado soluciones concretas.