Dijo que los afectados fueron una niña de 12 años y su hijo de 14; hechos ocurrieron en el sector Bajo Maica, en Collipulli.  

Un uso desmedido de la fuerza de parte de detectives de Bipe de Angol, en un procedimiento que efectuaron en la Comunidad Autónoma Likankura, en el sector Bajo Maica, en Collipulli, denunció la noche de este jueves la werkén de la misma, Gricel Ñancul.

El procedimiento policial, para hacer cumplir una orden judicial de entrada y registro, se realizó alrededor de las 14:30 horas, cuando fueron detenidas la werken Gricel Ñancul y su hermana, quedando esta noche la primera en libertad.

La werkén señaló a Malleco7 que ella fue detenida con su bebé y acusó que los policías habrían agredido a dos menores. “Llegaron a allanar la comunidad y resulta que aquí salieron heridos niños de 12 y 14 años, ellos no midieron las consecuencias de su actuar, que ellos siempre usan la fuerza, los niños acá ya están atemorizados”, dijo.

Ñancul agregó que cuando le pasa algo a un niño o niña chilena muchos “ponen el grito en el cielo”, pero no ocurre lo mismo cuando es agredido un niño mapuche por la policía, por lo que dijo que este viernes harían la denuncia ante la Fiscalía de Collipulli.

Inicialmente se conoció que la werkén y su hermana habían sido detenidas por daños a vehículos policiales y lesiones a detectives, sin embargo, la primera  quedó en libertad, mientras la segunda pasará a control de la detención este viernes. (Fotografía cedida)