La noche de este martes se confirmó el lamentable deceso de la vecina angolina, Gladys Muñoz Pacheco, de 78 años, quien era la madre del destacado arquero nacional, Johnny Herrera.
La vecina, de avanzada edad, estaba internada en la Clínica Alemana de Temuco, según confirmó a Malleco7 su otro hijo, Julio, quien señaló que su progenitora estaba afectada por un problema pulmonar.
La señora Gladys era ampliamente conocida en Angol por apoyar a su hijo Johnny Herrera para que llegara a ser un gran futbolista y también por respaldar los jugadores de su  barrio Guacolda.